domingo, agosto 23, 2009

Dolls

La Pediofobia o miedo a las muñecas (no confundir con la Pedofobia, que es el miedo a los niños), ha sido un recurso muy utilizado en el séptimo arte. Las muñecas de porcelana, fueron un recurso bastante utilizado en los giallo y algunas películas como “Barbarella” (1968) de Roger Vadim. Pero quizás una de las primeras y mejores películas sobre muñecos asesinos, fue “Dolls (1987) de Stuart Gordon.

Stuart Gordon nació el 11 de agosto de 1947 en Chicago, Illinois (USA). Es productor, guionista y hasta incluso ha hecho un par de papelitos (pequeños) en alguna película. En su juventud, ya apuntó maneras, al ser encarcelado por obscenidad durante su debut en la dirección teatral, al dirigir en la universidad, una lisérgica y políticamente incorrecta versión de “Peter Pan”. Pero su faceta mas conocida y en la que me centraré es en la de director de películas de cine fantástico. Aunque su primer trabajo en la dirección, fue algo titulado “Bleacher Bums” en el 1979, su debut dentro del cine fantástico fue espectacular. De echo yo aun recuerdo, que incluso apareció brevemente comentado en el telediario y que a raíz de las pocas imágenes que mostraron en el informativo, fui al cine a ver esa película el mismo día de su estreno (tuve que hacerme acompañar de mi padre porque por aquellos entonces era menor). El film en cuestión nada más y nada menos que Re-Animator” (1985) film en el que mostraba y no por última vez, su afición al escritor H.P. Lovecraft adaptando (de forma bastante libre) su obra, en este caso en concreto del relato de horror “Herbert West: Reanimator”.

Re-Animator

Una película que estoy seguro que casi todo aficionado al cine fantástico, de más de 20 años recordará, ya que ha dado lugar a un par de secuelas y a una explotación italiana que aquí nos llegó como “falsa secuela. En cualquier caso, gracias a su primer trabajo, el señor Gordon, tenía ya asegurado su lugar en la historia del cine de terror y siguiendo en su línea, al año siguiente, dirigió su segunda película “From Beyond”, que de nuevo, adaptaba un relato de H.P. Lovecraft y que en España, mediante una hábil maniobra comercial, para que la relacionasen con la anterior retitularon como Re-Sonator” (1986)... pero como suele ocurrir con debuts espectaculares y pese a no parecerme este segundo trabajo, una mala película, no tuvo la acogida, ni por supuesto la popularidad de la anterior.

Re-Sonator

En cualquier caso, lejos de desanimarse, el señor Gordon siguió con su ritmo de trabajo y al año siguiente le seguiría "Dolls" (1987), que en esta ocasión en lugar de adaptar un relato del escritor de Providence, utilizaba un guión de Ed Naha (responsable de guiónes de películas como la entrañable “Troll” (1986) de John Carl Buechler. “Dolls” (1987), fue una de aquellas películas más simpáticas que terrorificas, en la que un grupo de jovenzuelos, se alojan en la casa de unos adorables ancianos, que se dedican a fabricar muñecos, que resultan tener vida propia y bastante mala baba. Puede que “Dolls” no sea un gran film, pero contó con la suficiente repercusión, como para inspirar poco después a varias películas de similar temática como Puppetmaster” (1989) de David Schmoeller, primera de la longeva saga de la productora Full Moon.

Dolls

Siguiendo con su ritmo de una película anual y cambiando totalmente de registro, guioniza y dirige la comedia infantil: "Kid Safe: The vídeo" (1988). Esta es una de las pocas películas de este director, que no he visto, ni podido conseguir (confieso que tampoco la he buscado con demasiado ahínco).

No tengo ni idea de cómo le fue con ese film, supongo que no tuvo el éxito que se esperaba, ya que rompió su ritmo de un film por año y no fue hasta dos años después, que el señor Stuart Gordon con ánimos renovados volvió a la carga pero esta vez con un telefilme y volviendo al género del horror con “Daughter of Darkness” que a España nos llegó titulada como : “La Hija de las Tinieblas” (1990), una historia de vampirismo en el que una maestra de escuela, viajaba hasta Budapest buscando sus orígenes (a su padre) y que contaba con la presencia del actor Anthony Perkins, en el que fue uno de sus últimos papeles. Como en anteriores ocasiones, el telefilme no estaba mal del todo, consiguiendo una ambientación interesante, pero no llego a ser demasiado popular por aquí. De hecho, es tan poco conocida, que incluso algunas páginas web, la confunden con otra película de similar título: “Alucarda, La Hija de las Tiniebas” dirigida en el 1978 por el méxicano Juan López Moctezuma.

LA HIJA DE LAS TINIEBLAS

También en ese año llegó la que para mí fue una gran decepción, ya que junto al escritor Joe Hadelman (autor de la novela Guerra Interminable que os recomiendo) hizo el guión y dirigió una película sobre robots gigantes que se enfrentaban en un estadio. Como aficionado a los mechas ("Mazinger Z", "Robotech", "Macross"...), caí sobre ella en cuanto vi en el videoclub la sugerente carátula de Robot Jox“ (1990), película que nos presenta un futuro en el que la guerra ha sido substituida por unos enfrentamientos de robots gigantes y que como no, se centra en el enfrentamiento entre el piloto ruso (el malo) y el americano “el prota”. Supongo que no hará falta que cuente más, ya que supongo que la mayoría la conoceréis sobradamente, ya que ha pasado varias veces por las sobremesas de casi todas las cadenas de televisión. Confieso, pequé de pardillo al alquilarla esperándome una película con espectaculares enfrentamientos mecanizados y no es que los FX estuvieran del todo mal para la fecha y medios… pero su trasnochado argumento, estaba protagonizado por unos personajes planos, que rallaban en lo sonrojante. Más tarde, Hadelman, acusaría a Gordon de sacrificar la profundidad de los personajes, en pos de algo más disfrutable y comercial, pero en cualquier caso, lo que me encontré al ver la película, no se correspondía con lo que me esperaba ante semejante carátula… pero ya se sabe que durante la década de los ochenta y los noventa, la carátula, a menudo era lo más espectacular de la película.

ROBOT JOX

Así, el señor Stuart Gordon, se iba convirtiendo en un director irregular, incapaz de volver a alcanzar con ninguno de sus trabajos, el nivel de “Re-animator”, pero con todo y con eso, al año siguiente y de nuevo atraído por su carátula, me lancé a alquilar su siguiente trabajo y no sólo por un cartel de lo más espectacular, un reparto que incluía nombres como Lance Henriksen o Jeffrey Combs y una sinopsis, basada en la obra de Allan Poe, que hablaba de inquisidores lascivos. La cosa prometía, se mirara por donde se mirara. El film en cuestión era ”El Foso y el Péndulo“ (1991), que aunque no estuvo del todo mal… tampoco fue lo que me esperaba. El papel del señor Combs, en lugar de ser el del malvado y lascivo inquisidor (que por algún motivo era lo que me esperaba) se limitaba a un rol bastante accesorio como doctor a las órdenes del inquisidor (rol que interpretó el señor Henriksen) y en cuanto al protagonista… pues ni recuerdo quien lo interpretaba. Mucho más adelante, me comentarían que la película llego a España con algunos minutos menos de metraje, pero la verdad sea dicha, nunca he hecho por conseguir la versión integra.

EL FOSO Y EL PÉNDULO

Desde luego, “El Foso y el Péndulo”, tampoco iba camino de ser uno de los films más memorables de ese director y supongo que debió tomárselo con calma, ya que no tuve mas noticias suyas hasta el año 1993 con ”La Fortaleza Infernal“ (1993). Cierto una película en la que aparezca Christopher Lambert como protagonista, suele ser indiscutiblemente una mala señal... y ciertamente no es que sea una obra maestra, pero me pareció como mínimo entretenida y funcionó lo suficientemente bien en taquilla, como para que poco después, se estrenara una secuela.

LA FORTALEZA INFERNAL

Unos par de años después, concretamente en el año 1995 dirigiría Castle Freak”, película que parece ser se inspira de nuevo (supongo que muy vagamente) en la obra de H.P. Lovecraft, pero poco puedo comentar al respecto, ya que aun no he conseguido verla a pesar de que le tengo bastantes ganas, aunque solo sea por ver de nuevo al señor Jeffrey Combs en acción. Al año siguiente llegó la gamberra ”Space Truckers“ (1996), resultando quizás un producto más divertido que trascendente y probablemente mereció mejor suerte, pero quizás porque no esperaba gran cosa de ella, reconozco que yo la encontré bastante disfrutable.

SPACE TRUCKERS

En el 1997 se involucraría en el rodaje de la serie sobre la película : “Cariño he encogido a los niños” de la que solo sé que consta de 66 episodios de 1 hora de duración cada uno. En el 1998 Dirigiría la comedia fantástica “The Suit wonderful ice cream” que adapta el libro de relatos de Ray Bradbury “El Maravilloso Traje de Color Vainilla pero no conozco ni el libro ni el films, así que poco puedo contar al respecto.

EL MARAVILLOSO TRAJE DE COLOR VAINILLA

En el 2001 dirigiría "Dagon", de las mejores películas de la Fantastic Factory del señor Yuzna (lo que no es decir mucho si tenemos en cuenta la calidad de las otras) y que una vez más, adaptaba la obra del señor Lovecraft. En mi opinión, el resultado fue una historia tirando a discretita, pero con una gran ambientación.

DAGON

Un par de años después, llegaría el que para mi fue todo un descubrimiento y en este caso, el descubrimiento fue doble. Estaba rebuscando en el cajón de las películas que como nadie alquila, venden a bajo precio en los videoclubs y me encontré con algo titulado “King of The Ants“ (2003) no confundir con otra película de mismo título y año pero dirigida por Michael Arabian & Tedd Taskei. La verdad es que la compré sin mirar siquiera quien era el director (total por 3 euros que costaba) y cuando la vi me llevé una sorpresa mayúscula. El film empieza siendo lo que parece un thriller de bajo presupuesto, para desembocar en un film realmente sucio y violento. Cierto, no es ninguna obra maestra, pero en mi opinión, si que es una buena película y sin duda, no mereció pasar tan desapercibida.

KING OF THE ANTS

Ese film, hizo que volviera a centrar mi atención en el señor Gordon y mi sorpresa no pudo ser mayor al ver que estaba a punto de estrenar “Edmond” (2005) un film con guión de nada más y nada menos que David Mamet, ¿Stuart serie B Gordon en comandita con el guionista de por ejemplo “El Cartero Siempre llama dos veces”?, eso era una unión contra natura allí donde las haya y que a pesar de algún que otro diálogo que se antojo bastante pretencioso, resultó un film muy de mi gusto.

EDMOND

¿Terminaría Stuart Gordon dándole la espalda al cine de terror, para seguir con su particular visión del cine negro?. Sus dos últimas películas no me habían disgustado en absoluto. De hecho, hacía años que no disfrutaba tanto con uno de sus trabajos… pero para mi seguiría siendo el director de “Re-animator”. Habían pasado ya 20 años desde su rodaje y para mi seguía (y sigue) siendo su mejor trabajo. Fue entonces cuando me enteré de otra noticia como mínimo prometedora. Mick Garris, el director de varias de las adaptaciones del escritor Stephen King, estaba a punto de ultimar algo llamado “Masters of Horror”, un producto para la televisión por cable (lo que a priori no limitaba su contenido de contenido adulto), en la que varios directores míticos del cine de terror, tendrían (a priori) completa libertad creativa para dirigir relatos terroríficos y el segundo de ellos, estaba dirigido por Stuart Gordon. Después de ver y quedar relativamente satisfecho por el dirigido por Don Coscarelli, me dispuse a disfrutar del segundo que llevaba por título “H.P. Lovecraft’s Dreams in the Witch House” aunque más tarde fue comercializado en España por manga films con el más sencillo título de “Tras las paredes” (2005). En efecto, como el título indica, el señor Gordon volvía a la carga con la obra de Lovecraft y el resultado, fue un episodio inquietante, con sus dosis de sangre y erotismo, que para mi gusto, quedó bastante deslucido por la aparición final de esa rata con rostro humano, en una situación más cómica que terrorífica.

TRAS LAS PAREDES

Y por lo que tengo entendido, también dirigió otro episodio en la segunda temporada titulado “The Black Cat” (2005) basado en una historia corta de Edgar Allan Poe, pero de esa segunda temporada (en mi opinión bastante más floja), sólo he llegado a ver los 6 primeros episodios y ese no se encontraba entre ellos. Pero tengo intención de verlo algún día, ya que me han hablado bien de ese episodio y porque el papel de Allan Poe, recae nada más y nada menos que en Jeffrey Combs. Tampoco ha llegado (por el momento) hasta los cines (ni que yo sepa hasta los videoclubs), “Stuck” (2007) un thriller al parecer basado en hechos reales, sobre una mujer que atropella a tipo que queda empotrado en su vehículo y se lo lleva “puesto” hasta el garaje. El argumento, a priori recuerda a cierta historia sobre un autoestopista en “Creepshow 2 (1987) de Michael Gornick, aunque en este caso, parece ser que se elimina el componente sobrenatural de la historia, pero no por ello la historia es menos enfermiza, pues la conductora (interpretada por Mena Suvari) en lugar de limitarse a darse a la fuga a lo Farruquito, parece que se lleva al desdichado peaton hasta su garaje para dejarle morir. Aunque casi todo lo que he leído sobre el film, supongo que el día menos pensado, nos la encontraremos en alguna estantería del videoclub.

STUCK

Tras ese film, su siguiente trabajo, fue en “Fear Itself” que vendría a ser el equivalente a la tercera temporada de “Masters of Horror” de Mick Garris, o su sucesora, ya que básicamente ofrece el mismo tipo de producto. El episodio dirigido por Gordon, lleva por título “Eater”, según su director, aunque no está basado en la obra de H.P. Lovecraft, contiene elementos “lovecraftianos” y trata sobre una mujer policía novata (interpretada por la actriz Elisabeth Moss, que debe custodiar a un peligroso asesino en serie caníbal apodado “eater” (comedor) que al parecer, puede adoptar las características de aquellos a los que asesina después de comer (recordando en cierta forma al mito del Wendigo.

Por último, desde hace tiempo, se dice/comenta/confirma-desmiente/rumorea, que está dirigiendo “House of Re-animator”, otra bizarra secuela de su exitoso “Re-Animator” en el que el doctor West, sería requerido para revivir nada más y nada menos, que al presidente de los estados unidos. Según la IMDB, el proyecto sigue adelante y debería ver la luz para el próximo 2010, pero personalmente, confieso que vea o no la luz, no es gran cosa lo que espero de ese proyecto a estas alturas. El momento de esa saga ya pasó y las sucesivas secuelas, en mi opinión no han hecho sino degradar una historia que quedaba perfectamente cerrada. Con todo y con eso y conociéndome, es más que probable que si finalmente llega a ver la luz semejante proyecto, la curiosidad me impulse a verla (no nos engañemos, es casí seguro que así será), pero a decir verdad, estoy mucho más interesado en los que sean sus siguientes trabajos, que en esta tardía continuación del film que le dio la fama.

STUART GORDON

Pero volviendo con "Dolls", como casi todas las películas de Stuart Gordon, y como ya se dijo más arriba (al comentar su vida y obra), fue producida por Brian Yuzna.

COMO CASI TODOS LOS FILMS DE STUART GORDON, FUE PRODUCIDO POR BRIAN YUZNA

La banda sonora del film, la calificaría como “cumplidora”. Vamos, que no es que me parezca ninguna maravilla, pero cumple con su función sin desentonar, lo que no es poco, teniendo en cuenta que se trata del primer trabajo en estas lides del señor Fuzzbee Morse, compositor no demasiado conocido (por lo menos para mi) pero que por lo que he visto, pareció especializarse en películas de terror de serie B, ya que se encargó de la banda sonora de películas como : “Ghoulies II” de Albert Band (1987) o “Spirit of the Night” (1995) de Mark S. Manos.

En cuanto a los intérpretes, encontramos a un reparto poco numeroso, compuesto en gran medida, por actores televisivos, de larga carrera, pero no demasiado conocidos. Vamos, el típico rostro que nos resulta familiar, ya que le hemos visto “de rondón” en algún episodio de casi cualquier serie que se nos ocurra. En esta categoría, encontramos por ejemplo, a los señores Stephen Lee, Ian Patrick Williams, Guy Rolfe (este más veterano y con una carrera menos televisiva que los dos anteriores), y a la también veterana actriz Hilary Mason.

STEPHEN LEE




IAN PATRICK WILLIAMS


HIRALY MASON

Por otro lado, encontramos a la actriz Carolyn Purdy-Gordon, que es una habitual en los films de Stuart Gordon (que para eso es su esposa), pero que salvo excepciones como “The Arrival” (1991) de David Schmoeller y algún trabajillo para la pequeña pantalla, no ha trabajado para otros directores.

CAROLYN PURDY-GORDON (ESPOSA DEL DIRECTOR Y HABITUAL EN SUS FILMS)


Y por último, tenemos a un par de actrices, de fugaz carrera cinematográfica, como es el caso de la debutante Bunty Bailey, una bailarina y modelo, que de vez en cuando, hace algún papelito y la joven Carrie Lorraine, en el que fue el último papel de su corta carrera.

BUNTY BAILEY



CARRIE LORRAINE


En definitiva, un casting que cuenta con algunos actores y actrices “curtidos” y con otros bastante verdes, pero ninguno especialmente famoso. Con todo, algunos de ellos, como la joven Corrie Lorraine, hacen un trabajo más que notable, aunque no tengo noticia de que volviera a trabajar como actriz (y no porque esté muerta como dicen algunos). Como curiosidad, el señor Guy Rolfe (el anciano fabricante de muñecos), terminó encarnando el papel de Andre Touton, el juguetero de la saga “Puppet Master” de modo relativamente regular a partir de su tercera entrega.

GUY ROLFE

La historia nos presenta a una pequeña familia no demasiado bien avenida, compuesta por una niña de desbordante imaginación, su padre y como no, su malhumorada madrastra, viajando en su vehículo, hasta que este queda atrapado en mitad de una tormenta.

LA HISTORIA NOS PRESENTA A UNA FAMILIA NO MUY BIEN AVENIDA, QUE VIAJAN EN SU COCHE

HASTA QUEDAR ATRAPADOS EN EL FANGO EN MEDIO DE UNA VIOLENTA TORMENTA

Sin demasiadas alternativas, deciden encaminarse hacia un cercano caserón, en el que vive el matrimonio Hartwicke, compuesto por una entrañable pareja de artesanos fabricantes de muñecos.

LA FAMILIA OPTA POR DIRIGIRSE A UN CERCANO CASERON

QUE SE ENCUENTRA HABITADO POR EL MATRIMONIO HARTWICKE,

UNA ENTRAÑABLE PAREJA DE ANCIANOS, QUE SE ENCARGABAN DE FABRICAR MUÑECOS

Al lugar, también acudirá el orondo Ralph, acompañado por dos jovenes autostopistas, a las que recogió en la carretera. Todos deciden pasar la noche en el caserón, para marcharse al amanecer.

AL LUGAR TAMBIÉN LLEGARÁ EL ORONDO RALPH, ACOMPAÑANDO POR DOS JÓVENES AUTOESTOPISTAS,

Pero como los invitados no tardarán en descubrir, los numerosos muñecos que pueblan la casa de los ancianos, parecen tener vida propia y muy malas pulgas, por lo que no todos vivirán para ver un nuevo amanecer.

PERO LOS INVITADOS, NO TARDARÁN EN DESCUBRIR,

QUE LOS NUMEROSOS MUÑECOS QUE PUEBLAN LA CASA, PARECEN TENER VIDA PROPIA

Y MUY MALAS PULGAS, POR LO QUE NO TODOS LLEGARÁN VIVOS HASTA EL NUEVO AMANECER

Esta es quizás, una de las películas más peculiares del tándem Gordon/Yuzna, ya que sin salirse de su género preferido (el horror), deja a un lado las adaptaciones Lovecraftianas, para dirigir un cuento oscuro, en el que destacan principalmente dos elementos: una genial ambientación, muy cercana al giallo, con una decoración recargada y llena de espejos y muñecos y un trabajo de cámara realmente notable, que en ocasiones, emulando a la obra del gran director Mexicano Carlos Enrique Taboada en “Veneno para las hadas” (1984) al mostrar la acción, desde un punto de vista infantil.

LA PELÍCULA ES UN CUENTO OSCURO, CON ALGUNOS MOMENTOS FRANCAMENTE LOGRADOS

TIENE UNA AMBIENTACIÓN MUY RECARGADA

CERCANA AL GIALLO CON PROFUSIÓN DE MUÑECAS, ESPEJOS Y UN PARTICULAR USO DE LAS LUCES Y LAS SOMBRAS

LA CÁMARA EN MÁS DE UNA OCASIÓN MUESTRA LA ACCIÓN, DESDE UN PUNTO DE VISTA INFANTIL

El nivel de gore y violencia, es razonablemente alto. Ya desde esa primera fantasía de la joven protagonista, en la que su osito de peluche, se convierte en una bestia parda que ataca con saña a su madrastra, uno ya se puede imaginar, que aunque en la película no falte algún que otro gag y personaje de aire más cómico que otra cosa (como Ralph) esta no va a ser la típica comedieta, con algún elemento terrorifico.

EL NIVEL DE GORE Y VIOLENCIA

ES RAZONABLEMENTE ALTO, PARA UNA HISTORIA DE ESTE TIPO

LO QUE QUEDA CLARO DESDE LA PRIMERA Y VIOLENTA FANTASIA DE LA JOVEN PROTAGONISTA

La película, cuenta con casi todos los elementos de un cuento de hadas: una niña como protagonista, una malvada madrastra (la joven deja muy claro, que su verdadera madre vive en Boston) una casa en medio de la oscura noche y un final con moraleja, que es desde mi punto de vista, uno de los elementos más flojos (sino el más flojo) de todo el film.

EL FILM CUENTA CON TODOS O CASI TODOS LOS ELEMENTOS DE UN CUENTO DE HADAS, COMO SU JOVEN E IMAGINATIVA PROTAGONISTA

LA MALVADA MADASTRA

UNA GRAN TORMENTA

Y UNA INQUIETANTE Y SOBRENATURAL SITUACIÓN, CON MORALEJA FINAL

En resumen, no puedo decir, que piense que es ninguna obra maestra, ni siquiera la mejor película de su director y tiene algunos momentos que casi rayan en el ridículo y alguna situación sobreactuada, pero que merece y mucho la pena verse, por su ambientación y algunas de las secuencias con muñecos, más inquietantes que recuerde haber visto.

Etiquetas: ,

8 Comments:

Anonymous @scen said...

Las muñecas y en especial las de cara de porcelana siempre han dado mucho miedo, en película y al natural. Tienen algunas cualidades que las hacen terroríficas: son inmortales, tienen caras inexpresivas (como jugadores de poker), ojos penetrantes de pupila dilatada, aire de dominio y superioridad y además, nunca duermen...

Son pequeños monstruos cuya habilidad para generar terror es sólo superada por los payasos (que también tienen caras indescifrables).

Saludos.

1:20 p. m.  
Blogger Korvec said...

Ciertamente, las "moñecas" no son de fiar. Especialmente las que tienen colmillos.

Saludancias y gracias por la visitancia jóvena.

2:35 p. m.  
Blogger Belknap said...

Buenas buenas, buen articulo, como siempre; de fear itself aun no he podido ver nada, concuerdo con usted que la primera temporada de Masters of Horrors es mucho mejor que la segunda, y el capitulo de Black Cat de Gordon es muy bueno, a mi parecer tanto es asi que es lo mejor de la temporada, incluso mejor que el capitulo dirigido por Carpenter, asi que si puede no se lo pierda; Dolls aun me sigue quedando colgada, aunque estoy seguro de que la he visto hace mucho, mucho tiempo. Un saludo y nos leemos.

2:18 p. m.  
Blogger Korvec said...

Muchas gracias por la visita señor Belknap, ya se le echaba de menos. De "Fear Itself" solo he visto un único episodio titulado "New Years Day" o algo así, que trataba de un modo bastante original la temática zombi, pero que tampoco me terminó de entusiasmar. El episodio de Carpenter de la segunda temporada de "Masters of Horror" (el de la clínica de abortos) me pareció casi una tomadura de pelo.

Saludotes y gracias por la visitancia

5:22 p. m.  
Blogger Sombra said...

Hace años que vi esta película (en los 80 a finales) y me impactó muchísimo, la disfruté y la vi dos veces. La tengo en casa pendiente de revisionar desde hace cosa de un año, nuevamente el miedo a que no me guste tanto hace que siga a la espera.

8:59 a. m.  
Blogger Korvec said...

Ya se sabe que el cine ochentero, no siempre envejece todo lo bien que debería, pero en este caso al revisarla, creo que a mi incluso me gustó más que cuando la vi en su momento.

Saludotes

4:28 p. m.  
Blogger seeyouinthenextlife said...

Pedazo de post que se ha marcado el Señor Korvec.

12:09 p. m.  
Blogger Korvec said...

Se hace lo que se puede.

Muchas gracias por la visita.

Saludotes

6:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home