domingo, abril 26, 2009

Re-Animator

En el cine y sobretodo en el género fantástico, es un fenómeno relativamente común, las sagas que se crean intentando estirar el éxito de un primer film exitoso, pero por desgracia, pocos son los casos, en los que las secuelas, están a la altura del primer film. Uno de estos casos, es sin duda “Re-Animator” (1985) del director Stuart Gordon.

Stuart Gordon nació el 11 de agosto de 1947 en Chicago, Illinois (USA). Es productor, guionista y hasta incluso ha hecho un par de papelitos (pequeños) en alguna película. En su juventud, ya apuntó maneras, al ser encarcelado por obscenidad durante su debut en la dirección teatral, al dirigir en la universidad, una lisérgica y políticamente incorrecta versión de “Peter Pan”. Pero su faceta mas conocida y en la que me centraré es en la de director de películas de cine fantástico. Aunque su primer trabajo en la dirección, fue algo titulado “Bleacher Bums” en el 1979, su debut dentro del cine fantástico fue espectacular. De echo yo aun recuerdo, que incluso apareció brevemente comentado en el telediario y que a raíz de las pocas imágenes que mostraron en el informativo, fui al cine a ver esa película el mismo día de su estreno (tuve que hacerme acompañar de mi padre porque por aquellos entonces era menor). El film en cuestión nada más y nada menos que “Re-Animator” (1985) film en el que mostraba y no por última vez, su afición al escritor H.P. Lovecraft adaptando (de forma bastante libre) su obra, en este caso en concreto del relato de horror “Herbert West: Reanimator”.

RE-ANIMATOR

Una película que estoy seguro que casi todo aficionado al cine fantástico, de más de 20 años recordará, ya que ha dado lugar a un par de secuelas y a una explotación italiana que aquí nos llegó como “falsa secuela.". En cualquier caso, gracias a su primer trabajo, el señor Gordon, tenía ya asegurado su lugar en la historia del cine de terror y siguiendo en su línea, al año siguiente, dirigió su segunda película “From Beyond”, que de nuevo, adaptaba un relato de H.P. Lovecraft y que en España, mediante una hábil maniobra comercial, para que la relacionasen con la anterior retitularon como “Re-Sonator” (1986)... pero como suele ocurrir con debuts espectaculares y pese a no parecerme este segundo trabajo, una mala película, no tuvo la acogida, ni por supuesto la popularidad de la anterior.

RE-SONATOR

En cualquier caso, lejos de desanimarse, el señor Gordon siguió con su ritmo de trabajo y al año siguiente le seguiría "Dolls" (1987), que en esta ocasión en lugar de adaptar un relato del escritor de Providence, utilizaba un guión de Ed Naha (responsable de guiones de películas como la entrañable “Troll” (1986) de John Carl Buechler. “Dolls”, fue una de aquellas películas más simpáticas que terrorificas, en la que un grupo de jovenzuelos, se alojan en la casa de unos adorables ancianos, que se dedican a fabricar muñecos, que resultan tener vida propia y bastante mala baba. Puede que “Dolls” no sea un gran film, pero contó con la suficiente repercusión, como para inspirar poco después a varias películas de similar temática como “Puppetmaster” (1989) de David Schmoeller, primera de la longeva saga de la productora Full Moon.

Dolls

Siguiendo con su ritmo de una película anual y cambiando totalmente de registro, guioniza y dirige la comedia infantil: "Kid Safe: The vídeo" (1988). Esta es una de las pocas películas de este director, que no he visto, ni podido conseguir (confieso que tampoco la he buscado con demasiado ahínco).

No tengo ni idea de cómo le fue con ese film, supongo que no tuvo el éxito que se esperaba, ya que rompió su ritmo de un film por año y no fue hasta dos años después, que el señor Stuart Gordon con ánimos renovados volvió a la carga, pero esta vez con un telefilme y volviendo al género del horror con “Daughter of Darkness” que a España nos llegó titulada como : “La Hija de las Tinieblas” (1990), una historia de vampirismo en el que una maestra de escuela, viajaba hasta Budapest buscando sus orígenes (a su padre) y que contaba con la presencia del actor Anthony Perkins, en el que fue uno de sus últimos papeles. Como en anteriores ocasiones, el telefilme no estaba mal del todo, consiguiendo una ambientación interesante, pero no llego a ser demasiado popular por aquí. De hecho, es tan poco conocida, que incluso algunas páginas web, la confunden con otra película de similar título: “Alucarda, La Hija de las Tinieblas” dirigida en el 1978 por el méxicano Juan López Moctezuma.

LA HIJA DE LAS TINIEBLAS

También en ese año llegó la que para mí fue una gran decepción, ya que junto al escritor Joe Hadelman (autor de la novela "Guerra Interminable" que os recomiendo) hizo el guión y dirigió una película sobre robots gigantes que se enfrentaban en un estadio. Como aficionado a los mechas ("Mazinger Z", "Robotech", "Macross"...), caí sobre ella en cuanto vi en el videoclub la sugerente carátula de “Robot Jox“ (1990), película que nos presenta un futuro en el que la guerra ha sido substituida por unos enfrentamientos de robots gigantes y que como no, se centra en el enfrentamiento entre el piloto ruso (el malo) y el americano “el prota”. Supongo que no hará falta que cuente más, ya que supongo que la mayoría la conoceréis sobradamente, ya que ha pasado varias veces por las sobremesas de casi todas las cadenas de televisión. Confieso, pequé de pardillo al alquilarla esperándome una película con espectaculares enfrentamientos mecanizados y no es que los FX estuvieran del todo mal para la fecha y medios… pero su trasnochado argumento, estaba protagonizado por unos personajes planos, que rallaban en lo sonrojante. Más tarde, Hadelman, acusaría a Gordon de sacrificar la profundidad de los personajes, en pos de algo más disfrutable y comercial, pero en cualquier caso, lo que me encontré al ver la película, no se correspondía con lo que me esperaba ante semejante caraáula… pero ya se sabe que durante la década de los ochenta y los noventa, la portada, a menudo era lo más espectacular de la película.

ROBOT JOX

Así, Stuart Gordon, se iba convirtiendo en un director irregular, incapaz de volver a alcanzar con ninguno de sus trabajos, el nivel de “Re-animator”, pero con todo y con eso, al año siguiente y de nuevo atraído por su carátula, me lancé a alquilar su siguiente trabajo y no sólo por un cartel de lo más espectacular, un reparto que incluía nombres como Lance Henriksen o Jeffrey Combs y una sinopsis, basada en la obra de Allan Poe, que hablaba de inquisidores lascivos. La cosa prometía, se mirara por donde se mirara. El film en cuestión era ”El Foso y el Péndulo“ (1991), que aunque no estuvo del todo mal… tampoco fue lo que me esperaba. El papel del señor Combs, en lugar de ser el del malvado y lascivo inquisidor (que por algún motivo era lo que me esperaba) se limitaba a un rol bastante accesorio como doctor a las órdenes del inquisidor (rol que interpretó el señor Henriksen) y en cuanto al protagonista… pues ni recuerdo quien lo interpretaba. Mucho más adelante, me comentarían que la película llego a España con algunos minutos menos de metraje, pero la verdad sea dicha, nunca he hecho por conseguir la versión integra.

EL FOSO Y EL PÉNDULO

Desde luego, “El Foso y el Péndulo”, tampoco iba camino de ser uno de los films más memorables de ese director y supongo que debió tomárselo con calma, ya que no tuve mas noticias suyas hasta el año 1993 con ”La Fortaleza Infernal“ (1993). Cierto una película en la que aparezca Christopher Lambert como protagonista, suele ser indiscutiblemente una mala señal... y ciertamente no es que sea una obra maestra, pero me pareció como mínimo entretenida y funcionó lo suficientemente bien en taquilla, como para que poco después, se estrenara una secuela.

FORTALEZA INFERNAL

Unos par de años después, concretamente en el año 1995 dirigiría “Castle Freak”, película que parece ser se inspira de nuevo (supongo que muy vagamente) en la obra de H.P. Lovecraft, pero poco puedo comentar al respecto, ya que aun no he conseguido verla a pesar de que le tengo bastantes ganas, aunque solo sea por ver de nuevo al señor Jeffrey Combs en acción. Al año siguiente llegó la gamberra ”Space Truckers“ (1996), resultando quizás un producto más divertido que trascendente y probablemente mereció mejor suerte, pero quizás porque no esperaba gran cosa de ella, reconozco que yo la encontré bastante disfrutable.

SPACE TRUCKERS

En el 1997 se involucraría en el rodaje de la serie sobre la película : “Cariño he encogido a los niños” de la que solo sé que consta de 66 episodios de 1 hora de duración cada uno. En el 1998 Dirigiría la comedia fantástica “The Suit wonderful ice cream” que adapta el libro de relatos de Ray BradburyEl Maravilloso Traje de Color Vainilla” pero no conozco ni el libro ni el films, así que poco puedo contar al respecto.

EL MARAVILLOSO TRAJE DE COLOR VAINILLA

En el 2001 dirigiría "Dagon", de las mejores películas de la Fantastic Factory del señor Yuzna (lo que no es decir mucho si tenemos en cuenta la calidad de las otras) y que una vez más, adaptaba la obra del señor Lovecraft. En mi opinión, el resultado fue una historia tirando a discretita, pero con una gran ambientación.

DAGON

Un par de años después, llegaría el que para mi fue todo un descubrimiento y en este caso, el descubrimiento fue doble. Estaba rebuscando en el cajón de las películas que como nadie alquila, venden a bajo precio en los videoclubs y me encontré con algo titulado “King of The Ants“ (2003) no confundir con otra película de mismo título y año pero dirigida por Michael Arabian & Tedd Taskei. La verdad es que la compré sin mirar siquiera quien era el director (total por 3 euros que costaba) y cuando la vi me llevé una sorpresa mayúscula. El film empieza siendo lo que parece un thriller de bajo presupuesto, para desembocar en un film realmente sucio y violento. Cierto, no es ninguna obra maestra, pero en mi opinión, si que es una buena película y sin duda, no mereció pasar tan desapercibida.

KING OF THE ANTS

Ese film, hizo que volviera a centrar mi atención en el señor Gordon y mi sorpresa no pudo ser mayor al ver que estaba a punto de estrenar “Edmond” (2005) un film con guión de nada más y nada menos que David Mamet, ¿Stuart serie B Gordon en comandita con el guionista de por ejemplo “El Cartero Siempre llama dos veces”?, eso era una unión contra natura allí donde las haya y que a pesar de algún que otro diálogo que se antojo bastante pretencioso, resultó un film muy de mi gusto.

EDMOND

¿Terminaría Stuart Gordon dándole la espalda al cine de terror, para seguir con su particular visión del cine negro?. Sus dos últimas películas no me habían disgustado en absoluto. De hecho, hacía años que no disfrutaba tanto con uno de sus trabajos… pero para mi seguiría siendo el director de “Re-animator”. Habían pasado ya 20 años desde su rodaje y para mi seguía (y sigue) siendo su mejor trabajo. Fue entonces cuando me enteré de otra noticia como mínimo prometedora. Mick Garris, el director de varias de las adaptaciones del escritor Stephen King, estaba a punto de ultimar algo llamado “Masters of Horror”, un producto para la televisión por cable (lo que a priori no limitaba su contenido de contenido adulto), en la que varios directores míticos del cine de terror, tendrían (a priori) completa libertad creativa para dirigir relatos terroríficos y el segundo de ellos, estaba dirigido por Stuart Gordon. Después de ver y quedar relativamente satisfecho por el dirigido por Don Coscarelli, me dispuse a disfrutar del segundo que llevaba por título “H.P. Lovecraft’s Dreams in the Witch House” aunque más tarde fue comercializado en España por Manga films con el más sencillo título de “Tras las paredes” (2005). En efecto, como el título indica, el señor Gordon volvía a la carga con la obra de Lovecraft y el resultado, fue un episodio inquietante, con sus dosis de sangre y erotismo, que para mi gusto, quedó bastante deslucido por la aparición final de esa rata con rostro humano, en una situación más cómica que terrorífica.

TRAS LAS PAREDES

Y por lo que tengo entendido, también dirigió otro episodio en la segunda temporada titulado “The Black Cat” (2005) basado en una historia corta de Edgar Allan Poe, pero de esa segunda temporada (en mi opinión bastante más floja), sólo he llegado a ver los 6 primeros episodios y ese no se encontraba entre ellos. Pero tengo intención de verlo algún día, ya que me han hablado bien de ese episodio y porque el papel de Allan Poe, recae nada más y nada menos que en Jeffrey Combs. Tampoco ha llegado (por el momento) hasta los cines (ni que yo sepa hasta los videoclubs), “Stuck” (2007) un thriller al parecer basado en hechos reales, sobre una mujer que atropella a tipo que queda empotrado en su vehículo y se lo lleva “puesto” hasta el garaje. El argumento, a priori recuerda a cierta historia sobre un autoestopista en “Creepshow 2” (1987) de Michael Gornick, aunque en este caso, parece ser que se elimina el componente sobrenatural de la historia, pero no por ello la historia es menos enfermiza, pues la conductora (interpretada por Mena Suvari) en lugar de limitarse a darse a la fuga a lo Farruquito, parece que se lleva al desdichado peaton hasta su garaje para dejarle morir. Aunque casi todo lo que he leído sobre el film, supongo que el día menos pensado, nos la encontraremos en alguna estantería del videoclub.

STUCK

Tras ese film, su siguiente trabajo, fue en “Fear Itself” que vendría a ser el equivalente a la tercera temporada de “Masters of Horror” de Mick Garris, o su sucesora, ya que básicamente ofrece el mismo tipo de producto. El episodio dirigido por Gordon, lleva por título “Eater”, según su director, aunque no está basado en la obra de H.P. Lovecraft, contiene elementos “lovecraftianos” y trata sobre una mujer policía novata (interpretada por la actriz Elisabeth Moss, que debe custodiar a un peligroso asesino en serie caníbal apodado “eater” (comedor) que al parecer, puede adoptar las características de aquellos a los que asesina después de comer (recordando en cierta forma al mito del Wendigo).

Por último, desde hace tiempo, se dice/comenta/confirma-desmiente/rumorea, que está dirigiendo “House of Re-animator”, otra bizarra secuela de su exitoso “Re-Animator” en el que el doctor West, sería requerido para revivir nada más y nada menos, que al presidente de los estados unidos. Según la IMDB, el proyecto sigue adelante y debería ver la luz para el próximo 2010, pero personalmente, confieso que vea o no la luz, no es gran cosa lo que espero de ese proyecto a estas alturas. El momento de esa saga ya pasó y las sucesivas secuelas, en mi opinión no han hecho sino degradar una historia que quedaba perfectamente cerrada. Con todo y con eso y conociéndome, es más que probable que si finalmente llega a ver la luz semejante proyecto, la curiosidad me impulse a verla (no nos engañemos, es casí seguro que así será), pero a decir verdad, estoy mucho más interesado en los que sean sus siguientes trabajos, que en esta tardía continuación del film que le dio la fama.

STUART GORDON

Para hablar de este film, sería conveniente, hacerlo un poco sobre Howard Phillips Lovecraft, el escritor que por un lado, innovó en el género del terror siendo uno de los máximos exponentes de una nueva mitología “Los mitos de Cthulhu”, donde se aparta más de ese terror gótico “inmaterial” de fantasmas y elementos religiosos (posesiones demoníacas, vampiros) para adentrarse en un terror más “psicológico” y material, con seres primigenios que esperan su momento para despertar, extraterrestres, seres procedentes de otras dimensionales, escapando en sus obras de la típica lucha entre el bien y el mal. Pero como suele ocurrir con muchos personajes históricos, no es oro todo lo que reluce y el señor Lovecraft, fue un tipo racista (elemento que se refleja en varias de sus obras, donde no es raro verle describir con gestos simiescos a personajes de color) que también ha sido tachado de misógino y antimodernista (en varias de sus obras, donde muestra a la ciencia como una amenaza, que termina abocando a la humanidad a algún desastre, como vemos en “Herbert West: Reanimator” sin ir más lejos.

Pero como la información sobre este célebre escritor es abundante y en castellano en la red, me limitaré a dejar un enlace a la Wikipedia, donde los interesados, podrán profundizar más en su vida y obra:

PULSA AQUI PARA IR AL ARTICULO DE LA WIKIPEDIA SOBRE LOVECRAFT

H.P. LOVECRAFT

Otra personalidad que no puede ser pasada por alto, a la hora de hablar de un film como es “Re-animator”, es el señor Brian Yuzna, que fue el productor de la misma y dicen las malas lenguas, que también puso su granito de arena a la hora de dirigir “Re-animator”, algo que supongo no es del todo imposible, aunque personalmente lo dudo bastante, ya que por aquel entonces, aún no había iniciado su carrera como director, pero empecemos por el principio. Nacido en las islas Filipinas (en el año 1949 según la wikipedia y en el 1951 según la IMDB), creció en diversos lugares de Hispanoamérica, hasta que a principios de los años sesenta, llegó a Estados Unidos, donde finalmente se afincó. Durante su juventud, trabajo en diversas ocupaciones que pasan desde la hostelería a la construcción, así reunió algún dinerillo con el que finalmente, decidió introducirse en lo que realmente le interesaba, que era el mundillo del cine y nada menos que en la producción (vamos el tipo que pone la pasta). Así que, liándose la manta a la cabeza y endeudándose, se dispuso a producir una película. Concretamente, una película de terror, de no demasiado presupuesto. Finalmente, tenía que escoger entre dos guiones. Uno que por lo que cuenta en una entrevista, implicaba a un bebé y animales y una película de zombies que adaptaba un relato de H.P. Lovecraft (autor del que es fan). Así que se decidió por la segunda, que fue dirigida por el que sería uno de sus amigos y compañeros de correrías en posteriores films, el director Stuart Gordon. Para su fortuna, el film titulado “Re-Animator”, fue todo un éxito y se convirtió prácticamente en un icono del cine de terror. Combinando su faceta de productor con la de guionista, de nuevo junto a Stuart Gordon, algunos de los principales intérpretes del anterior film (Jeffrey Combs y Barbara Crampton) y por supuesto el experto en FX que sería un habitual en sus films, nada más y nada menos que “Sreaming” Mad George, se trasladan a Italia para producir en los estudios Empire internacional su siguiente film “From Beyond” que de nuevo adaptaba la obra de Lovecraft y al año siguiente “Dolls” también dirigida por Gordon. Aunque ninguna de esos dos films, tuvo el éxito de "Re-animator”, Brian Yuzna se animo por fin a dar el paso a la dirección y así dirigió “Society” (1989) una curiosa y en gran medida incomprendida película, que es toda una crítica sobre las elites sociales, que resultó quizás demasiado densa y sesuda (por no decir aburrida) para todo el que fue a verla esperando un film de cine fantástico. Confieso, que yo soy uno de los que se sintieron terriblemente decepcionados al ver esta película en su momento, pero una revisión años más tarde, me descubrió un film interesante, aunque de ritmo mejorable y que nada tiene que ver con el tipo de producto, que dirige habitualmente Stuart Gordon.

SOCIETY

En comandita con Ed Naha, (que les había guionizado “Dolls”) y Stuart Gordon, coescribe la historia de la que nacería el guión de una película como “Cariño, he encogido a los niños” (1989) de Joe Johnston y al año siguiente, dirigiría la secuela oficial de “Re-Animator” que por aquí se tituló “La novia de Re-animator”, que bueno, para gustos los colores, pero personalmente, me pareció un film que ahondaba demasiado en el humor con elementos como la “araña mano” que casi parecía un velado homenaje a Cosa de “La Familia Addams” o la cabeza con alas de murciélago, elemento que arrastraba por el ridículo, al villano del film original, convirtiendo esta secuela, en algo más cercano a la parodia que a la secuela.

RE-ANIMATOR 2 (LA NOVIA DE RE-ANIMATOR)

Así, durante una temporada, casi pareció especializarse en secuelas a las que habitualmente daba un giro importante como “Return of the Living Dead 3” que por aquí nos llegó retitulada como “Mortal Zombie” o la cuarta parte de la saga del Papa Noel asesino “Silent Night, Deadly Night 4” que si mal no recuerdo mal, retitularon como “Ritos Satánicos” y que en esta ocasión substituía a “santa” por una secta de asesinas.

MORTAL ZOMBIE

Aunque fuera de las secuelas, sigo pensando que quizás su mejor trabajo fuese la mencionada “Society”, también dirigió películas fantásticas que sin ser obras maestras, están como mínimo entretenidas como “El Dentista” (1996) o “Progeny” (1998) y por desgracia, también muchas otras otras… discretitas en el mejor de los casos como por ejemplo “Faust” (2000) o “Rottweiler” (2004).

"FAUST"

Pero en cualquier caso, la faceta que del señor Yuzna, que ahora mismo nos interesa, es la de productor y como tal, mostró bastante interés por las adaptaciones de cómics manga como “The Guyver” (1991) de Steve Wang, que a España llegó retitulada como “Mutronics” o “Criying Freeman” (1995) de Christophe Gans, con quien ya había coincidido (además de con Shusuke Kaneko) en “Necronomicon”.

"MUTRONICS"

Pero si por algo es recordado Brian Yuzna por los aficionados españoles al género fantástico, es por su periodo al frente de la Fantastic Factory, productora ideada en gran medida por Julio Fernández Rodríguez (Presidente de Filmax) que bajo el amparo de su compañía, se dedicó a la creación de varias películas de género fantástico, muchas de las cuales (“Faust”, “Rottweiller", "Beyong Re-animator", "Bajo Aguas tranquilas") fueron dirigidas por el mismo. Por desgracia, salvo alguna excepción salvable como “Dagon, la Secta del Mar” dirigida por su amiguete Stuart Gordon, “Darkness” de Balaguero o “Romasanta” de Paco Plaza, el resto de películas fueron de una calidad bastante baja, llegando en algunos casos (como “Arachnid” o “Rottweiller”) a niveles bastante deplorables. Así se llegó a un punto, en el que el sello Fantastic Factory se convirtió para el aficionado en más disuasorio que otras cosa y el filme “El Maquinista” (2004) de Brad Anderson a pesar de ser producida por Julio Fernández, apareció como un producto Filmax en lugar de llevar el sello de la Fantastyc Factory.

Así, tras finiquitar la Fantastic Factory, Yuzna se marchó a Indonesia donde produjo algo titulado “Takut: Faces of Fear” (2008) una de esas películas de horror, compuestas por diversas historias cortas (6 para ser exáctos), por lo que tengo entendido (ya que a día de hoy aún no la he visto) dirigidas por directores prometedores o incluso noveles. A partir de este momento, en la carrera del señor Yuzna, se entra en el escabroso terreno de los rumores, ya que se dice (algunos incluso aseguran de buena tinta) que su siguiente proyecto, será “House of Re-Animator” que debería ver la luz para el próximo año 2010, dirigida por Stuart Gordon. Pero la verdad, es que de este film, llevo oyendo hablar desde hace más de 2 años, con continuos rumores de cancelación y confirmación, así que personalmente, el menda no se cree nada hasta que no la vea. Para muchos, sobretodo después del que fue su último trabajo “Bajo Aguas Tranquilas”, es mejor que Brian Yuzna se dedique a producir, pero yo tengo la esperanza, de que algún día vuelva a colocarse tras las cámaras y vuelva a sus origenes. Después de todo, si es cierto que uno aprende de sus errores, este hombre debe de haber aprendido unas cuantas cosillas tras su paso por la Fantastic Factory. Como dijo MacReady al final de “La Cosa” : vamos a esperar a ver que pasa.

BRIAN YUZNA

La banda sonora, es por lo menos en mi opinión, otro de los grandes aciertos de este film. Obra del compositor californiano Richard Band, que ya llevaba desde final de los años ochenta, encargándose de las bandas sonoras de varias películas de temática fantástica, como “Laserblast” (1978) aquí más conocida (es un decir) como “El Rayo destructor del Planeta Desconocido” o “Parasite” (1982), película donde Charles Band, dirigía a una Demi Moore antes de convertirse en una diva. Pero volviendo a lo que nos interesa, la banda sonora de “Re-Animator”, es una de esas sintonías instrumentales, que al instante se nos hacen pegadizas y nos suenan familiares, lo que se debe a que está muy inspirada en la que el compositor Bernard Herrmann compuso para el film “Psicosis” (1960) del gran Alfred Hitchcock. Esto no es un plagio, ya que el propio Richard Band ha reconocido que quería que la inspiración original fuese reconocible, pero a la vez lo suficientemente modificada, como para crear algo nuevo y a fe mía que lo consiguió, creando una de las bandas sonoras, más populares y reconocibles del género fantástico.

RICHARD BAND

En cuanto a los intérpretes, como es lógico en un film de discreto presupuesto (inferior a un millón de dólares), se encontraban actores no muy conocidos y en muchos casos procedentes del mundo del teatro (mundillo en el que el director Stuart Gordon) estaba implicado, ya que “Re-Animator”, estaba en un principio ideada para ser llevada al teatro, más tarde una mini serie y finalmente, terminó siendo una película. Sin duda, de entre todo el elenco, los dos más destacados y que han terminado considerados prácticamente como iconos del film, serían el actor Jeffrey Combs, auténtico protagonista no del film, sino de la saga y su antagonista interpretado por el actor británico David Gale. Aunque quizás menos memorables pero sin duda destacables, encontramos a la actriz Barbara Crampton y al actor que se supone es el protagonista del film, el señor Bruce Abbot.



Nacido el 9 de septiembre de 1954 en California (USA), Jeffrey Combs, pronto se interesó en el mundo de la interpretación, estudiando al respecto en la Universidad de Washington en Seattle. Tuvo sus inicios en el mundo del teatro y no fue hasta el año 1980, cuando decidió mudarse a Los Angeles para dar el salto a la gran pantalla, lo que consiguió poco después debutando en un rol secundario del film “Honky Tonk Freeway” (1981) de John Schlesinger y al que seguirían otros films y algún papelillo en televisión. Aunque la mayor parte de sus interpretaciones eran en comedias como en “El hombre con dos cerebros” (1983) de Carl Reiner, a partir de ese año, empezaría su contacto con el cine fantástico con películas como “Frightmare” (1983) de Norman Thaddeus Vane y sobretodo, con el film que le convertiría en todo un icono del cine fantástico “Re-Animator” (1985) de Stuart Gordon, donde interpretaba el papel de Herbert West, el “mad doctor” por excelencia, de un modo magistral. Tras ese exitoso rol, se embarcó en otro proyecto similar con gran parte del equipo anterior y adaptando por segunda vez (y no por última) una obra del célebre escritor H.P. Lovecraft, en el film “Re-Sonator” (1986) también de Stuart Gordon, que sin ser en absoluto un mal film, no gozó del gran éxito de su anterior trabajo. En cualquier caso, sus siguientes trabajos estuvieron relacionados en gran medida con el cine fantástico, siendo el actor que en más ocasiones a participado en adaptaciones sobre la obra de H.P. Lovecraft y siendo a la vez también bastante popular para muchos fans de “Star Trek” por haber interpretado numerosos roles (generalmente alienígenas y maquillado) en diversos episodios de series como “Star Trek Spacio profundo 9” o “Star Trek:Voyager”.

JEFFREY COMBS

Su rol como Herbert West, combina la obsesión enfermiza, con cierta torpeza y patetismo, que le confiere un sutil toque de humor, dando lugar a un ser para el que sus fines, justifican cualquier medio: incluyendo el chantaje o incluso el asesinato. A lo largo de la película, no es raro ver a un espectador sonriendo, cuando el oportunista West, enarbola su inyección, después de que alguien acabe de fallecer trágicamente proporcionándole un nuevo sujeto de estudio fresco. En otras manos, el resultado podría haber caído en el ridículo, pero en manos de Jeffrey Combs, el resultado, es un personaje tan genial, que llega a eclipsar al resto del reparto, convirtiéndose en el auténtico protagonista de la película, hasta el punto, de que aunque el film está lleno de imágenes memorables, desde las blanquecinas domingas de Barbara Crampton a esa cabeza decapitada con vida propia. Pero la imagen que a la mayoría de los que la hemos visto, nos viene a la mente al mencionar “Re-Animator”, es al doctor Herbert West con su jeringa llena de líquido fosforito en la mano.

En cuanto a la caracterización de su aspecto físico, el doctor West es descrito en el cuarto capítulo “El Grito del muerto”, del siguiente modo:

él no parecía haber envejecido ni un día: era bajo, rubio, de cara afeitada, voz suave, y con gafas” aunque en el final de ese mismo capítulo podemos leer: “-¡Auxilio! ¡Aparta, maldito demonio pelirrojo... aparta esa condenada aguja!”. Y de nuevo en el capítulo siguiente “Siempre había sido una fría máquina intelectual; flaco, rubio, de ojos azules y con gafas”.

Por lo que salvo en el color del pelo, la caracterización del personaje, no difiere en gran cosa de su versión literaria.

HERBERT WEST

El señor Bruce Paul Abbott, nació en Portland, Oregon (USA) el 28 de julio de 1954. Mostró interés por la práctica deportiva y después de un pequeño empujoncito por parte de un amigo que le animó a presentarse a su primera audición, por el mundo de la interpretación a temprana edad y como tantos otros, se inició en el teatro y por lo que tengo entendido, también en la danza durante la década de los setenta, para dar el salto a Hollywood durante los ochenta. En el año 1982 contrajo matrimonio con la actriz Linda Hamilton con la que tendría un hijo y de la que se divorciaría antes de la década de los noventa, a la que conoció en el rodaje de la que fue su primera película “Tag: The Assassination Game” (1982) de Nick Castle que en España creo que fue retitulada como “Tag: El Juego Asesino”. A ese primer trabajo, le seguirían intervenciones en series de televisión como la célebre “Mac Gyver” o papeles “de rondón” en películas tampoco muy allá como “The Last Starfighter” (1984) otra película del director Nick Castle que en España gozo de cierta popularidad ochentena con el título de “Starfighter: La Aventura Comienza”, aquella película en la que una máquina “matamarcianos” en la que un semipaleto rural era un experto, resultó ser un test para escoger a un piloto para una super nave espacial mientras dejaban a un robot con su imagen y semejanza ocupando su lugar. No mucho después, llegaría su papel protagonista en “Re-Animator” (1985) de Stuart Gordon y aunque retomó su personaje en la secuela que Brian Yuzna dirigió unos años más tarde, no estuvo implicado en el siguiente film de Gordon que hizo con gran parte del equipo de su exitoso debut. Quizás fuese por no separarse de su nueva y flamante esposa con un viaje a los estudios italianos o puede que no les convenciera su papel. En cualquier caso y aunque intervino en varias películas y series (incluyendo algún episodio de la mítica “La Bella y la Bestia” junto a su esposa Linda Hamilton (en fechas sospechosamente cercanas a su divorcio todo sea dicho), en España y especialmente en Cataluña, este actor probablemente sea principalmente recordado por su papel de juez Nicholas Marshall en la serie “Dark Justice” que en TV-3 (televisión autonómica catalana) titularon “Cuan es fa Fosc” (Cuando oscurece).

BRUCE ABBOTT

Su papel de doctor Cain, en mi opinión, no se aparta del todo (en términos globales) de la obra literaria. Cierto que, mientras que Herbert West, es un personaje que desde los primeros compases, no se aleja mucho de lo que uno puede imaginar al leer los relatos de Lovecraft (un tipo obsesionado por sus resultados), el doctor Cain, a diferencia del narrador, que se define como antiguo amigo y compañero del doctor West en las primeras líneas del relato antes de empezar a narrarnos “las obras de su colega”:

De Herbert West, amigo mío durante el tiempo de la universidad y posteriormente, no puedo hablar sino con extremo terror. Terror que no se debe totalmente a la forma siniestra en que desapareció recientemente, sino que tuvo origen en la naturaleza entera del trabajo de su vida, y adquirió gravedad por primera vez hará más de diecisiete años, cuando estábamos en tercer año de nuestra carrera, en la Facultad de Medicina de la Universidad Miskatonic de Arkham. Mientras estuvo conmigo, lo prodigioso y diabólico de sus experimentos me tuvieron completamente fascinado, y fui su más intimo compañero. Ahora que ha desaparecido y se ha roto el hechizo, mi miedo es aún mayor. Los recuerdos y las posibilidades son siempre más terribles que la realidad”.

Es el film, presentado como un joven doctor enamorado y atrapado contra su voluntad en una terrible pesadilla, de la que es testigo más por el chantaje al que su colega le somete, que por la fascinación que pueda sentir, por el resultado de los experimentos de su colega, aunque no deje de asombrarse y mostrar cierta admiración, por el resultado de alguno de los mismos. Pero aunque durante los primeros compases del relato, ambos personajes difieren bastante en su relación y motivaciones:

Por entonces era yo su ferviente y cautivado auxiliar, y lo ayudé en todas sus decisiones; no sólo en las que se referían a la fuente de abastecimiento de cadáveres, sino también en las concernientes al lugar adecuado para nuestro repugnante trabajo. Fui yo quien pensó en la granja deshabitada de Chapman, al otro lado de Meadow Hill; allí habilitamos una habitación de la planta baja para sala de operaciones y otra para laboratorio, dotándolas de gruesas cortinas a fin de ocultar nuestras actividades nocturnas”.

Según avanza el texto literario, ambos personajes, llegan a establecer una relación más cercana a la que podemos ver en la película cuando leemos:

No me atrevo a hablar de sus métodos durante los cinco años siguientes. Seguí a su lado por puro miedo, y presencié escenas que la lengua humana no podría repetir. Gradualmente, llegué a darme cuenta de que el propio Herbert West era más horrible que todo lo que hacía...

Así que como digo, teniendo en cuanta una visión de conjunto, pienso que el personaje del doctor Cain, es relativamente equivalente al narrador que nos desgrana los atroces experimentos de su colega en los textos del señor Lovecraft.

En cuanto a la interpretación, no considero que la labor del señor Abbott sea mala, de hecho, al revisar la película, en versión original, veo que cumple con creces… pero su personaje carece de la fuerza y el carisma del de su colega (el doctor West) también es un personaje menos “exagerado” y más orientado a la tragedia que su colega, que está claramente orientado hacia la comedia. Pero en cualquier caso, el resultado es el mismo, unos años después de ver la película, reconozco que no recordaba en absoluto al actor que lo interpretaba.

DOCTOR CAIN

Aunque hay otras actrices mucho más famosas dentro del género fantástico, no me importa reconocer, que sin ser mi preferida (esa sería Linda Hamilton), Barbara Crampton, siempre ha estado en una posición muy destacada. Nacida en el año 1958 según algunas fuentes y en 1962 según otras (yo me inclino por la primera fecha, pero realmente tampoco lo sé) en Levittown (Long Island) USA, pero al ser hija de unos feriantes, pasó su juventud en Vermont, viajando con la feria durante sus vacaciones de verano. Ya en la escuela, empezó a interesarse por la interpretación que estudio más afondo en la universidad concretamente en el Castleton Statford College.

CASTLETON STATFORD COLLEGE

Tras finalizar sus estudios, empezó a trabajar como actriz teatral en la ciudad de Nueva York, hasta que decide dar el salto al cine y la televisión, por lo que tras mudarse a Los Angeles, empieza a trabajar en telefilmes como “Love Thy Neighbour” (1984) de Tony Bill, alguna aparición en series como Santa Barbara” o “Hotel”, un papel no demasiado destacable en el “Doble Cuerpo” (1984) de Brian de Palma y alguna cosa más en la misma línea. Su suerte cambia al año siguiente, al ser escogida para ser la protagonista femenina de “Re-Animator” (1985) de Stuart Gordon, papel en el que protagonizó varias escenas eróticas, que la encumbraron a la primera posición de las fantasías onanistas (palilleras para entendernos) de muchos jóvenes y aunque sería posible verla en otro tipo de films, como el thriller “Kidnapped” (1986) de Howard Avedis, pronto su carrera se volcaría hacia los films de género fantástico como “Chopping Mall” (1986) de Jim Wyrnosrski, “Puppetmaster” (1989) de David Smoeller, “Re-Sonator” (1986), “Castle Freak” (1995) y “Space Truckers” de Stuart Gordon y según la Imdb, podremos volver a encontrarla junto a gran parte del reparto original en “House of Re-Animator” (2010) de nuevo bajo la dirección de Stuart Gordon, si es que finalmente ve la luz algún día.

Aunque es indiscutible que se trata de una actriz de muy buen mirar, no se trata de la típica modelo o cantante reciclada en actriz y eso se nota en sus interpretaciones. Probablemente, no la veremos recoger un oscar, pero la prueba de su calidad y versatilidad, es que aún sigue en activo alternando trabajos en la gran y en la pequeña pantalla, sin renegar de sus orígenes en el cine fantástico. En una entrevista, le preguntaron sobre algunos de sus roles en los films de terror y los calificó como “roles machistas” al haber sido escritos por hombres, mostrando el punto de vista que los hombres, por ello no es raro, que en varias de ellas, aparezca mostrando “sus encantos”. Pero como suele decirse “lo que se coman los gusanos, que lo vean los cristianos”.

BARBARA CRAMPTON

Su personaje, Megan, no aparece en el relato original (lo que no es raro en absoluto, teniendo en cuenta la presunta misoginia de su autor). Siendo sincero, creo que se trata de un personaje “florero”, cuya única función, parece ser alimentar la obsesión del villano del film y la desesperación del héroe, (el sufrido y atormentado doctor Cain). No es que no agradezca su presencia, ya que Megan Halsey, protagoniza algunas de las escenas eróticas más interesantes del cine fantástico, pero por mucho que me guste Barbara Crampton, no estoy ciego al hecho, de que su personaje, le permite escaso lucimiento interpretativo (que no físico).

MEGAN HALSEY

Lo cierto, es que no es gran cosa lo que conozco, ni lo que he podido averiguar, sobre el actor británico David Gale (David Quentin Gale) nacido el 2 de octubre de 1936 en Wimbledon (UK). Como tantos otros actores, empezó en el mundo del teatro y dio el salto a la gran pantalla durante los años setenta, alternando trabajos en películas cinematográficas con otros en series de televisión, generalmente en papeles secundarios. Después de su interpretación del Dr. Carl Hill en el film “Re-Animator” (1985) de Stuart Gordon, empezó a ser un rostro al que se encasillaba como “mad doctor” en películas como “The Brain” (1988) de Ed Hunt o en “The Guyver” (1991) aquí más conocida como “Mutronics” de Stuart Gordon. Por desgracia, ese sería uno de sus últimos trabajos, ya que moriría en el 1991 durante una intervención quirúrgica.

DAVID GALE

Su personaje, el doctor Hill, realmente no aparece como tal en el texto literario, pero podemos aventurar, que está inspirado en El comandante Eric Moreland Clapman-Lee, un medico militar que termina decapitado al resultar su avión derribado, que era pilotado por el teniente Ronald Hill. Aunque fue la cabeza del primero, la que terminó siendo brevemente reanimada en el capítulo 5 titulado “El Horror de las Sombras”, puede que el apellido sea simplemente un homenaje a incluso una pequeña confusión. En cualquier caso, aunque la cabeza reanimada, no pasa de gritar una única frase al final del capítulo, es en el siguiente y último capítulo cuando dice :

Después solía hacer estremecedoras conjeturas sobre lo que sería capaz de hacer un médico decapitado con capacidad para reanimar a los muertos”.

O incluso algo más abajo, en el mismo capítulo:

Era una amenazadora figura militar que hablaba sin mover los labios, cuya voz parecía conectada casi ventrilocuamente a un gran estuche negro que transportaba

LO QUE RESULTA UNA DESCRIPCION BASTANTE APROXIMADA, DE UNA SITUACIÓN PROTAGONIZADA POR EL DR. HILL

Lo que es sin duda, una descripción bastante exacta, de aquello en lo que termina convirtiéndose el doctor Hill, aunque lo mejor será empezar por el principio. Ese personaje, es lo que podríamos llamar “el malo de la película”, un laureado doctor, al que West acusa de plagio durante los primeros compases del film y que más tarde, trata de robarle su trabajo, siendo mostrado como un personaje un tanto turbio y ambicioso en vida. Pero que después de muerto y decapitado (y como no, reanimado mediante un experimento de West que no pierde ocasión alguna de experimentar) se transforma en un ser dominado por sus instintos y obsesiones más primitivas, llegando a protagonizar algunas de las escenas eróticas más memorables y bizarras del cine fantástico. Pero lejos de ser un mejor “zombi calentorro”, el doctor Hill, a diferencia de la mayor parte de seres reanimados que aparecen en la película, mantiene su intelecto relativamente intacto y es capaz de crear mediante el trabajo robado a Herbert West, un ejercito de muertos vivientes reanimados y lobotimizados, a sus ordenes. Sin duda, un personaje interpretado de un modo un tanto excesivo, pero también un villano memorable.

DOCTOR CARL HILL

En cuanto al argumento de la película, nos muestra la vida de Daniel Cain, un joven y brillante estudiante de medicina, que se encuentra a punto de finalizar sus estudios, que mantiene un secreto romance, con la joven y hermosa hija del decano, de la facultad de medicina en la prestigiosa universidad de Miskatonic.

ESTE JOVEN, ES DANIEL CAIN

UN PROMETEDOR ESTUDIANTE DE LA FACTUTAD DE MEDICINA DE MISKATONIC

QUE MANTIENE UN ROMANCE CON LA HERMOSA H IJA DEL DECANO

Su vida, se complica un poco más, cuando alquila una habitación a Herbert West, un joven y prometedor estudiante proveniente de Europa, que realiza experimentos un tanto extraños, que implican la reanimación de tejidos muertos, gracias a un suero de su invención.

SU VIDA SE COMPLICA, CUANDO ALQUILA UNA HABITACIÓN A HERBERT WEST, UN ESTUDIANTE PRODECENDENTE DE EUROPA

QUE REALIZA EXPERIMENTOS SOBRE LA REANIMACION DE TEJIDOS MUERTOS, MEDIANTE UN SUERO DE SU INVENCIÓN

Aunque Cain quiere deshacerse de su nuevo inquilino, este la chantajea con airear su relación con la señorita Megan Halsey (la hija del decano) lo que combinado con el sorprendente resultado de sus experimentos, le convence para ayudarle a realizar una incursión en el depósito de cadáveres para poder probar su suero en un cadáver humano.


MEDIANTE UN POCO DE “MANO IZQUIERDA”, WEST CONVENCE A CAIN, PARA QUE LE AYUDE

A EXPERIMENTAR CON HUMANOS

Pero el experimento, aunque aparentemente exitoso, pondrá a los dos jóvenes en el punto de mira de uno de los profesores, el prestigioso neurocirujano Carl Hill, que termina siendo asesinado y posteriormente reanimado por Herbert West.

POR DESGRACIA EL EXPERIMENTO TERMINA DE UN MODO TRÁGICO,

DESPERTANDO LAS SOSPECHAS DEL PRESTIGIOSO NEUROCIRUJANO CARL HILL, QUE PRETENDE ROBAR EL TRABAJO DE WEST

Y POR ELLO TERMINA SIENDO ASESINADO

El ambicioso doctor Hill, una vez reanimado, se convierte en un ser obsesionado por satisfacer sus más oscuros deseos y con los medios para crear y controlar un violento ejército de no muertos, creando un torbellino de horror, en el que se verán atrapados los protagonistas.

EL AMBICIOSO DOCTOR HILL, UNA VEZ REANIMADO

SE TRANSFORMA EN UN SER OBSESIONADO POR SATISFACER SUS MAS OSCUROS DESEOS

Y CON LOS MEDIOS PARA CREAR Y CONTROLAR UN VIOLENTO EJÉRCITO DE NO MUERTOS

GENERANDO UN TORBELLINO DE HORROR, EN EL QUE SE VERAN ATRAPADOS LOS PROTAGONISTAS

Este es uno de los casos, en los que vi la película, mucho antes de poder leer, el texto (textos en este caso) literario que adapta y como película debo decir que me encantó, claro que no es raro, que el dorado recuerdo que guardamos de las películas que disfrutamos durante nuestra juventud, se marchite al revisarla con ojos críticos años mas tarde. Este no es uno de esos casos. Después de su adquisición en formato DVD y aunque estaba lejos de ser siquiera su segundo o tercer visionado, disfruté enormemente de su revisión, siendo una de esas películas, que ha envejecido como el buen vino. Quizás en gran medida, por su compleja combinación de elementos. “Re-Animator”, puede resultar perturbadora, con una generosa dosis de gore, no anda falta de contenido adulto incluyendo secuencias tan retorcidas, como una cabeza cercenada, intentando practicar sexo oral a una vociferante Barbara Crampton, pero por otro lado, el film también está dotada de un humor negrísimo, que cierto, lleva a momentos de sobreactuación y situaciones “pasadas de rosca”, pero lo hace en la cantidad justa para potenciar la diversión, sin caer en la ridiculez ni en el “cutrerio”.

ESTE FILM CONTIENE ALGUNAS DE LAS SECUENCIAS ERÓTICAS

MAS RETORCIDAS DEL CINE FANTÁSTICO OCHENTERO

Al analizarla detenidamente años después y tras varias lecturas al texto en el que se inspira, debo decir que personalmente, la considero una correcta adaptación. Cierto es, que no contentará a los puristas, ya que argumentalmente, se aparta en gran medida de los relatos cortos, su arco argumental, es mucho más reducido y incluso la época en la que transcurre es otra, pero lo que importa el “espíritu” del relato (los peligros que puede desencadenar un uso irresponsable de la ciencia) está intacto, al igual que muchas de las situaciones, frases, situaciones y incluso guardando las diferencias, personajes. No podemos considerarla una adaptación fiel, pero desde luego, si se nota que han sabido reflejar con acierto, los aspectos más destacados de la obra de H.P. Lovecraft.

LA OBSESIÓN DE HERBERT WEST POR CONSEGUIR CUERPOS “MÁS FRESCOS”, UNA CONSTANTE EN LOS RELATOS

Junto a las interpretaciones, otro de los grandes aciertos de esta película, son sus efectos especiales, en muchos casos artesanales a base de gelatinas y muñecos y en otras gracias a la socorrida colocación de la cámara, logrando causar unos efectos, que tienen muy poco que envidiar, a los de films con muchos más medios y presupuesto.

LOS FX SON ARTESANALES UTILIZANDO GELATINAS

MANIQUÍS, MUÑECOS…

O UNA COMBINACIÓN DE INGENIO Y APROPIADA COLOCACIÓN DE LA CÁMARA

Aunque tenga algunos puntos de humor, tampoco hay que llevarse a engaño. El film no escatima a la hora de mostrar violencia y un alto contenido de gore, bastante explicito. Nada que no haya visto a estas alturas, un aficionado medianamente curtido en el género fantástico, pero que puede no ser del agrado de aquellos que tratan de evitar el “cine de casquería”. Ojo, que esta no es una de esas películas que muestran sangre y mutilaciones sin más y como digo algo más arriba, algunas de sus situaciones, son tan exageradas o incluso sobreactuadas, que causan más hilaridad que horror, pero he conocido a algunas personas, que han tenido que apartar la vista de la pantalla en algún que otro momento (como durante la clase de anatomía del Dr. Hill).

ALGUNAS SITUACIONES SON TAN EXAGERADAS O SOBREACTUADAS

QUE CAUSAN MAS HILARIDAD QUE HORROR

A PESAR DE ELLO, NO HAN SIDO POCOS LOS QUE HAN TENIDO QUE RETIRAR LA VISTA DE LA PANTALLA EN ALGÚN MOMENTO

La fotografía, de este film, también es más que correcta, mostrando con toda claridad, incluso las más escabrosas situaciones, sin necesidad de recurrir a recursos como llevar la acción a zonas oscuras o mover frenéticamente la cámara, para disimular unos FX discretitos. No es que en el film falten situaciones de baja visibilidad, pero son creadas para jugar con las siluetas de los personajes, es decir, es utilizada como un recurso visual y no como una excusa para camuflar o ocultar cosas de la vista del espectador.

LA FOTOGRAFÍA ES MÁS QUE CORRECTA DANDO LUGAR A EFECTOS INTERESANTES

UTILIZANDO LA OSCURIDAD COMO RECURSO PARA JUGAR CON SILUETAS, EN LUGAR DE PARA DISIMULAR DEFECTOS O UNOS FX CHAPUCEROS COMO HAN HECHO TANTAS PELÍCULAS

En fin, que no me voy a enrollar más. El que la haya visto, seguro que la recuerda y a aquel que aún no la conozca, sólo me queda recomendarle que le de una oportunidad a una de las películas que con mayor acierto ha sabido combinar el horror con el humor. En estos tiempos de remakes, esta es una de esas películas, que ha envejecido perfectamente y que dudo mucho que una nueva versión pueda superar, aún contando con mayores derroches técnicos. Uno de los más jugosos frutos, que nos dejó el cine fantástico de los años ochenta.

Etiquetas: ,

4 Comments:

Anonymous Ascen said...

Se nota que es una película que has visto más de una vez y con deleite por tu parte.Has hecho un trabajo detallado, completísimo y muy currado.

No obstante. no creo que a estas alturas de mi vida, me plantee siquiera ver la película, pues no son las películas de terror muy de mi gusto (sobre todo las que son generosas en casquería), pero no por eso puedo dejar de admirar el magnífico trabajo que has hecho y los conocimientos de que haces gala.

Felicidades.

8:09 p. m.  
Blogger Korvec said...

Bueno la película a pesar de ser mayormente de horror, no está exenta de humor, aunque si no toleras demasiado bien la casqueria, aunque no es gratuita, en este film la hay y en dosis generosas.

En cualquier caso saludotes y gracias por la visitancia.

8:26 a. m.  
Blogger Almas Oscuras said...

Felicidades Korvec. Me imagino el tiempo y el esfuerzo que hay detrás de este post y me quito el sombrero... Impresionante la cantidad de información que proporcionas.
En cuanto a la película, pues no me queda mucho que añadir. La habré visto 5 o 6 veces. Es genial.
Y la segunda parte tampoco me pareció nada desdeñable. Está por debajo de la original, pero también me pareció muy divertida.

saludos

2:44 p. m.  
Blogger Korvec said...

Gracias, siempre se agradece que se sepa ver el trabajo que hay detrás de cualquier cosa.

La verdad es que la segunda parte no empieza mal... pero ya cuando vi cosas como la cabeza del Dr. Hill con alas de murciélago... eso ya me pareció arrastrar por el ridículo a un villano memorable.

Saludancias

6:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home