domingo, mayo 07, 2006

Kung-Fu contra los siete vampiros de oro

Algunas películas de nuestra infancia, mantienen un “halo” dorado en nuestros recuerdos, merced a lo bien que nos lo hicieron pasar en su momento. Pero a menudo uno suele plantearse el revisionarlas a estas alturas, ya que vistas hoy día, suelen envejecer bastante mal y en muchas ocasiones, preferimos conservar el dorado recuerdo que el film dejó en nuestra infancia. Uno de estos casos, a sido “Kung-Fu Contra los Siete Vampiros de Oro” (1974) de Roy Ward Baker.







Roy Ward Baker, nació en Londres (UK) el 19 de diciembre de 1916.
Tengo entendido, que comenzó a trabajar desde mediados hasta finales de los años treinta en la prestigiosa productora londinense Gainsborough Pictures, fundada por Michael Balcon, pero al llegar los años cuarenta y la Segunda Guerra Mundial, el señor Baker ingresó en el ejército, donde gracias a su experiencia, fue encargado de producir documentales militares bajó las órdenes del escritor y productor Eric Ambler que al finalizar la guerra, le dio la oportunidad de debutar como director dirigiendo la adaptación de su novela “The October Man” (1947). A ese primer trabajo, le seguirían varios otros como “The Weaker Sex” (1948), "Paper Orchid" (1949), o “Operación Disaster” (1950) entre otras, apareciendo acreditado como Roy Baker. A principios de los años cincuenta, Baker comenzó a alternar películas rodadas en su Inglaterra natal como “Pasaje Home” (1955) o “A Night to Remember” (1958) con otras que dirigió tras trasladarse a Hollywood en los (USA) como “Night without Sleep” (1952). Durante este periodo, entres sus films predominan principalmente las películas de intriga y los dramas.

Al principio de los años sesenta, Roy Ward Baker comienza a trabajar para la televisión dirigiendo episodios en series como “The Human Jungle”, “El Santo”, “The Baron” o “Los Vengadores”, aparte de algunas películas de terror para la mítica productora británica Hammer (aunque como curiosidad, comentar que uno de sus principales fundadores el señor Enrique Carreras, había nacido en España). En esa etapa, dirigió películas como “The vampire Lovers” (1970) o “Las Cicatrices de Drácula” (1970) aparte de otras tan o mas interesantes, pero por desgracia, la Hammer estaba empezando a dar sus últimos coletazos, uno de los cuales fue una de las dos colaboraciónes con los “Shaw Brothers” (en realidad la compañía estaba formada por los señores Run Run Shaw y Vee King Shaw que eran tío y sobrino respectivamente y no hermanos como mucha gente piensa). La película, debía mezclar elementos de las películas de artes marciales de la Shaw Brothers con los films de terror de la Hammer. El resultado fue la irregular pero entretenida “Kung-Fu Contra los siete Vampiros de oro” (1974).

Tras la caída de la Hammer, Baker se volcó en trabajar para la televisión con la única excepción de “El club de los monstruos” (1980) una curiosa mezcla entre comedia y película de historias de terror que a pesar de contar con en su reparto con un actor de la talla de Vincent Price, yo personalmente la recuerdo mayormente por un strip tease bastante ridículo (para mi gusto).
El señor Baker, siguió trabajando en televisión hasta los años noventa y supongo que ya andará retirado (ya que no me consta que haya fallecido).


ROY WARD BAKER

La banda sonora, es un pequeño despropósito, que mezcla impunemente música del compositor James Bernard (como su tema principal de la película “Drácula”) mezclado con varios temas orientales que se encontraron libres de derechos de autor, por lo que el resultado fue un tanto mediocre (por no decir algo peor).


En cuanto a los actores, sin duda merecen destacarse:


El legendario Peter Cushing, (en realidad Peter Wilton Cushing) nacido el 26 de mayo de 1913 en Kenley, Surrey, (UK). Aunque sus estudios parecían encaminarle hacia la profesión de agrimensor, decidió abandonarlos para matricularse en la “London’s Guidhall School of Music and Drama” donde aprendió interpretación. Comenzó a trabajar en diversas obras teatrales y como supervisor teatral. Pero tras algún tiempo, fue contratado por el señor Bill Fraser para su compañía teatral.
El futuro del señor Cushing, parecía que iba a estar ligado al teatro, pero él añoraba emular a Tom Mix y convertirse en una estrella de “la gran pantalla”. Por ello y con la ayuda económica de su progenitor, decide emigrar a los Estados Unidos.
En los Estados Unidos, Peter Cushing vivió en la mansión de su amigo Louis Hayward, que también le ayudó a conseguir su primer papel en la gran pantalla en la película “El hombre de la máscara de hierro” (1939) de James Whale. Aunque en un principio su papel iba a ser de doble en las escenas de acción, su actuación impresionó al director que decidió darle un pequeño papel como mensajero. A este primer trabajo, le seguirán muchos otros en películas como “Laddie” (1940) de Jack Hively, “Vigil in the Night” (1940) de George Stevens o el cortometraje “The Hiden Master” (1940) de Sammy Lee entre muchos otros.
En los años cuarenta (no recuerdo la fecha exacta) conoce y se casa con Violet Helen Beck y a finales de esa misma década, regresa a su Inglaterra natal, donde siguió trabajando en películas como “Hamlet” (1948) de Lawrence Olivier.

En los años cincuenta, Peter Cushing trabajó principalmente para la televisión en telefilmes como “Eden End” (1951) de J.B. Priestley o la mini serie “Pride and Prejudice” (1952) de Campbell Logan, siendo su trabajo mas premiado de esas fechas su papel en el telefilme “1984” (1954) de Rudolph Cartier, trabajo por el que recibió el “Guild of televisión Producers and Directors”. Según el libro “Hammer la Casa del Terror” de Juan M. Corral, ese galardón fue en gran medida el responsable de que se alargase la carrera televisiva del señor Cushing, impidiéndole aceptar la propuesta de James Carreras para participar en alguna de las películas de su productora (la mítica Hammer).
Pero como casi cualquier aficionado al terror sabrá, el nombre de este actor está asociado tanto a la productora Hammer como al del también mítico actor “Christopher Lee” (con el que ya había coincidido en la película “Mouline Rouge” (1952) de John Huston. El inicio de esa etapa, ocurrió cuando un artículo periodístico, anunciaba que se preparaba una adaptación cinematográfica de la novela “Frankenstein” de Mary Shelley. Cushing (un gran admirador del trabajo de Boris Karloff), le pidió a su agente que le consiguiese un papel que resultó ser el de Baron Victor Frankenstein en “The Curse of Frankenstein” (1957) de Terence Fisher. A raíz de esta película, se iniciaría su periodo en la Hammer donde formaría seria el rostro de varios de sus personajes mas conocidos como el citado Baron Victor Frankenstein o la némesis de Drácula el Doctor Van Helsing, papel que indefectiblemente le convertiría en pareja de su amigo Christopher Lee.

En el año 1973, se produce el fallecimiento de su esposa, que le sumiría en una profunda depresión, pero a pesar de todo sigue adelante con su trabajo principalmente dentro del cine fantástico con películas tan modestas como “La bestia debe morir” (1974) de Paul Annet a producciones como “La Guerra de las Galaxias” (1977) de George Lucas.


"LA BESTIA DEBE MORIR"


LA GUERRA DE LAS GALAXIAS

Durante los ochenta, el señor Cushing tuvo que frenar su actividad para luchar contra el cáncer, siendo su último trabajo la película “Biggles” (1986) de John Hough.

Tras su retirada del séptimo arte, Peter Cushing, se dedicó a sus hobbies, como la pintura. A finales de los años ochenta, la reina de Inglaterra le otorgó le premió por su trayectoria profesional nombrándole “Officer of the British Empire”.
La muerte se lo llevaría poco después, concretamente el 17 de agosto de 1994, fallecería de cáncer de próstata en el Pilgrim’s Hospice en Canterbury.

En esta película, sin duda alguna su interpretación es la mas brillante del elenco a pesar de que en los momentos de “acción” parezca quedar un poco en segundo plano (lo cual es normal dada la temática del film), es en los diálogos cuando este actor británico destaca por encima del resto del elenco.


PETER CUSHING

El actor y director chino David Chiang, nació el 29 de junio de 1947 en Jiangsu (China). Lo cierto es que no se gran cosa sobre su persona. A pesar de haber trabajado en decenas de películas y seguir actualmente en activo, su obra es bastante desconocida en España. Fue una estrella de las películas de artes marciales de la productora “Shaw Brothers” junto a la que trabajo a finales de los años sesenta y principios de los setenta en varias películas como en la coproducción entre china y corea del sur “Invisible Fist” (1969) de Cheh Chang o en “Shaolin Masters” (1970) también de Cheh Chang (película en la que coincidió con el actor Ti Lung). Tras ser uno de los actores mas destacados en “Kung-Fu Contra los Siete Vampiros de Oro” (1974) de Roy Ward Baker, una de las dos colaboraciones que hizo la Shaw Brothers con la Hammer británica (la otra fue “Shatter” (1974) dirigida por el propio Michael Carreras) el señor David Chiang decide fundar su propia productora y dirigir su primera película que por lo que tengo entendido fue una comedia que llevaba por título “Gwaai yan gwaai si” (1974) película a la que le seguirían “The Condemned” (1976) y quizás la mas conocida de esa etapa (al menos por mi) “The One Armed Swordsmen” (1976).
Aunque no fueron esos sus últimos trabajos como director, su obra fue muchísimo mas prolífica como actor. Tanto, que reseñarla por encima seria una tiránica tarea, a la par que bastante improductiva, ya que la mayor parte de sus películas no han llegado a España.
A trabajado junto a varios de los actores mas conocidos del cine oriental como Chow Yun-Fat con el que coincidió en “Tiger on Beat” (1988) de Liu Chia-Liang o junto a Stephen Chow y Danny Lee en “Tragic Heroes” (1989) de John Woo y Ma Wu.


TIGER ON BEAT” EN ESTA PELÍCULA COINCIDIO CON EL ACTOR CHOW YUN-FAT

Su último trabajo a sido en la película “Daisy” (2006) de Lau Wai Keung.
En esta película, su papel es junto al de la actriz Shih Szu el único de los “luchadores” con un rol lo suficientemente destacado como para tener diálogos. En mi opinión su papel es uno de los tres mas destacados de la película, lo cual por un lado teniendo en cuenta que la mayor parte del reparto tiene mas golpes que palabras en su parte del guión, no es decir mucho, pero no desentonar teniendo a su lado a un actor de la talla de Peter Cushing es decir mucho.


DAVID CHIANG

Julie Ege nació el 12 de noviembre de 1943 en Sadnes (Noruega). Fue miss Noruega y chica Penthouse, todo parecía indicar que su futuro estaba en el mundo de la moda, pero trató de abrirse camino en el mundo del cine. Tras un par de apariciones en películas en su país natal, viajo a Inglaterra y empezó a probar también allí suerte como actriz. No le fue del todo mal, aunque no nos engañemos, se trata de una de esas actrices, a las que eligen mas por su físico que por su calidad interpretativa. Así, tras su debut en la película fue chica Bond en la película “Al Servicio de su majestad” (1969) de Peter R. Hunt o la comedia “Up Pompeii” (1971) de Bob Kellett. Su escultural físico, también le sirvió para que el mítico estudio Hammer se fijase en ella y la fichase para alguna de sus películas.


JULIE EGE

Tengo entendido, que su último trabajo interpretativo fue en la mini serie noruega “Blodsband” (1998) de Leidulv Risan.

JULIE EGE

Su papel en esta película no me parece especialmente relevante, de echo se trata de un personaje cuyas motivaciones para unirse a la aventura están un tanto “cogidas por los pelos” y que básicamente ejerce funciones decorativas, pero siendo justo, creo que su interpretación es bastante superior a la de varios de sus compañeros que no tienen ni una sola línea de diálogo en todo el film.

Para no eternizar esto comentar también que merecen ser reseñados:
El señor John Forbes-Roberts que fue el encargado de interpretar la versión occidental de Drácula, que los Shaw Brothers quisieron incluir al principio y al final del film, pensando en Christopher Lee, pero tras leer el guión, Lee se negó a participar por lo que tuvo que ser substituido por el señor Forbes-Roberts.


JOHN FORBES-ROBERTS

La actriz oriental Shih Szu, una actriz oriental que a participado en decenas de películas de artes marciales y que interpreta a una joven y bella hermana luchadora que también es uno de los pocos hermanos cuyo papel incluye diálogos aparte de repartir estopa.

SHIH SZU

Robin Stewart, el joven actor que interpreta el papel de hijo del profesor Van Helsing.

ROBIN STEWART

Y por último mencionar al que en mi opinión realiza uno de los papeles mas destacables el señor Chan Shen, un actor Taiwanes, que a lo largo de su vida a aparecido en mas de un centenar de películas (la mayoría de artes marciales) hasta el momento de su muerte acaecida en 1984. Él interpreta a lo que podríamos calificar como “versión oriental” de Renfield, un monje que a perdido su poder ejercido por medio del miedo a los vampiros, que viaja hasta Europa para invocar la ayuda del mismísimo Conde Drácula. También hace fugaces apariciones a lo largo de la película, pero en mi opinión se trata quizás de uno de los actores mas desaprovechados del film

CHAN SHEN

La historia comienza mostrando a un monje oriental que se adentra en la Transilvania del año 1804 en busca del castillo del temible Conde Drácula. Tras invocarle y pedir su ayuda, el mítico señor del os vampiros toma su forma y se marcha a China para iniciar allí un nuevo reinado de terror.


LA HISTORIA COMIENZA EN TRANSILVANIA


HASTA DONDE A VIAJADO UN MONJE ORIENTAL

PARA LLEGAR HASTA EL CASTILLO DEL LEGENDARIO DRACULA



DONDE INVOCA AL TEMIBLE VAMPIRO PARA PEDIR SU AYUDA

Mientras, el profesor Van Helsing que ya se enfrentase y derrotase a Drácula en el pasado, se encuentra en China dando una conferencia sobre los vampiros. Y les habla sobre una aldea que es atacada anualmente por siete vampiros, uno de los cuales, fue destruido tiempo atrás por un valiente agricultor que por desgracia murió en el empeño.


MIENTRAS, EL PROFESOR VAN HELSING, QUE YA DERROTO A DRACULA EN EL PASADO

SE ENCUENTRA EN CHINA DANDO UNA CONFERENCIA SOBRE LOS VAMPIROS

Y EXPLICA LA HISTORIA DE UN HUMILDE AGRICULTOR QUE SE ENFRENTO CONTRA SIETE VAMPIROS LEGENDARIOS


LOGRANDO TERMINAR CON UNO DE ELLOS


Por desgracia, su historia no convence a su público que lo toma todo como supersticiones y valga la redundancia como “Cuentos Chinos”. Solo un joven se queda al terminar la charla para hablar con el profesor. El joven resulta ser un descendiente del tipo que plantase cara a los vampiros dorados, que al parecer cuenta con otros seis hermanos todos ellos expertos en artes marciales. El joven le propone ir hasta la aldea y destruir definitivamente la vampirica amenaza. Mientras, el hijo del profesor aprovecha para hacer nuevas amistades.

POR DESGRACIA SU HISTORIA ES TOMADA COMO UN “CUENTO CHINO”

POR TODOS SUS OYENTES MENOS UNO QUE RESULTA SER UN DESCENDIENTE DEL MITICO CAMPESINO QUE SE OPUSO A LOS VAMPIROS

MIENTRAS, EL HIJO DEL PROFESOR VAN HELSING APROVECHA PARA HACER AMISTADES

La aventura será financiada por una viuda rica, que se encuentra por allí en busca de viajes y aventuras y como suele decirse por aquí: “se va a hinchar”: ataques de bandidos, muertos vivientes, romances y muchas artes marciales para dar y tomar a lo largo de su camino hasta su peligroso destino.

ESTA VIUDA AVENTURERA FINANCIARÁ EL VIAJE

COMIENZA LA EXPEDICIÓN

NO LES FALTARAN EMOCIONES

A ESTE VAMPIRO SE LE ACABO EL “CHUPAR” PERO...

¿LOGRARAN LLEGAR HASTA LA ALDEA Y TERMINAR CON EL MAL QUE LA AMENAZA?

Esta película, tiene el enorme mérito de, a pesar de acumular toda una serie de despropósitos, resultar tremendamente entretenida incluso en la actualidad. Empezando por sus primeros compases, donde vemos unos vampiros de plástico volando por la cripta del castillo donde duerme drácula, que parecen salidos de una de las primeras películas de la Universal o de una película de Jess Franco.
Las coreografías de lucha, fueron tan mediocres, que incluso se rodaron escenas adicionales de peleas para tratar de arreglarlo un poco, lo que hizo que esta película se estrenase con mucho retraso en lugares como los USA cuya versión contenía mas de veinte minutos de añadidos en relación a la versión exhibida en Europa.

LAS COREOGRAFIAS DE LUCHA NO DEJARON SATISFECHOS A LOS RESPONSABLES DE LA SHAW BROTHERS

POR ELLO SE RODARON NUEVAS SECUENCIAS QUE LLEGARON A LARGAR EL METRAJE DE LA PELÍCULA EN MAS DE VEINTE MINUTOS CUANDO ESTA LLEGO A LOS ESTADOS UNIDOS

Aparte, esta película saquea sin piedad elementos de varias películas de diversa procedencia, siendo el resultado una especie de “puzzle” y solo empezar vemos esos vampiros de plásticos que parecen salidos del “Drácula” (1931) de Tod Browning el conde se alza “en bloque” de forma muy similar a como lo hace el vampiro de “Nosferatu” (1922) de F.W. Murnau,

EL CONDE DRACULA SE ALZA DE LA TUMBA COMO UN “BLOQUE” AL IGUAL QUE OCURRE EN “NOSFERATU

uno de los hermanos, lucha con gestos muy similares a los del mítico Bruce Lee aunque algunas de las sangrientas coreografías, recuerden mas a las sangrientas películas de la saga “Lone Wolf and Cub” del director Misumi Kenji,

UNO DE LOS HERMANOS PELEA DE FORMA MUY SIMILAR AL MÍTICO BRUCE LEE

LAS GENEROSAS DOSIS DE SANGRE, ME TRAEN A LA MEMORIA LAS SANGRIENTAS PELEAS DE LAS PELÍCULAS DEL DIRECTOR NIPON MISUMI KENJI

el argumento “Los siete hermanos que viajan hasta una aldea para salvarla de un peligro inminente”, recuerda poderosamente a “Los siete samurais” (1954) de Akira Kurosawa o esos vampiros a caballo que me recordaron poderosamente a los templarios de “La Noche del Terror Ciego” (1971) de Amando de Ossorio.

LOS VAMPIROS A CABALLO ME RECUERDAN PODEROSAMENTE A LOS TEMPLARIOS DE OSSORIO

Aunque como suele decirse: “donde las dan las toman” la secuencia de los muertos saliendo de la tumba en medio de una espesa niebla, me recordó bastante a las que emplearía posteriormente el italiano Lucio Fulci en sus películas zombis y otra escena en la que un personaje masculino se inmola junto a su amada, me vino a la mente al ver el final de “Life Force” (1985) de Tobe Hooper.

LAS SECUENCIAS DE MUERTOS VIVIENTES EMERGIENDO DEL SUELO EN LAS PELÍCULAS DE LUCIO FULCI SIEMPRE ME RECUERDAN ESTA ESCENA

El argumento, da unos giros arguméntales que casi podríamos calificar como de “volantazos” como por ejemplo, si bien al principio parece existir cierta química entre la viuda aventurera y el hijo del profesor Van Helsing, luego vemos como ella se refugia en los brazos del profesor durante la primera pelea, para finalmente decantarse por uno de los hermanos orientales. Mientras el hijo, hace lo propio con la joven luchadora oriental.

AUNQUE EN UN PRINCIPIO LOS INDICIOS PARECEN INDICAR OTRA COSA, LA PELÍCULA OPTA POR EMPAREJAMIENTOS INTERRACIALES

Por otro lado, vemos como el profesor Van Helsing, se queda pacientemente mirando la refriega junto a los caballos en el primer combate para luego blandir tímidamente una antorcha en el siguiente ataque y finalmente ser el que se encare cara a cara contra el mismismo Drácula, personaje, que al final renuncia a su forma oriental para el enfrentamiento final, algo que “canta” a retoque en el guión, para poder lucir a Christopher Lee, de haberse prestado a intervenir en el film.

EL PROFESOR VAN HELSING SE QUEDA PROTEGIENDO… LA RETAGUARDIA DURANTE EL PRIMER ENFRENTAMIENTO

EN EL SEGUNDO ENFRENTAMIENTO BLANDE UNA ANTORCHA CON ESCASA DECISIÓN

ESTE ES EL NUEVO CUERPO ORIENTAL DEL CONDE DRACULA

También me parece todo un acierto el echo de que en esta película hayan cambiado los iconos religiosos cristianos como crucifijos (o ese portal de Belén del que nos ofrecen un primer plano) por imágenes de buda, aunque en las películas orientales sobre vampiros, suelen utilizar papeles con hechizos escritos por monjes taoistas, que fijan en la cara del no muerto, por medio de agujas (o magia) a los cuerpos.

AUNQUE AL PRINCIPIO DE LA PELÍCULA NOS MUESTRAN UN PRIMER PLANO DE UN PORTAL DE BELEN

LA SIMBOLOGIA CRISTIANA ES SUBSTITUIDA POR BUDAS


IMAGEN DE LA PELÍCULA “LA LEYENDA DE LOS CUERPOS VIVIENTES” EN EL CINE ORIENTAL VEMOS QUE LO TRADICIONAL PARA LUCHAR CONTRA LOS NO MUERTOS SUELEN SER ESTOS CONJUROS CREADOS POR LOS MONJES TAOISTAS


En resumen, el argumento no es ningún prodigio y de echo, puede parecer bastante chorras, los Fx quitando algunos detalles como esos ridículos murciélagos iniciales, no están del todo mal al igual que el maquillaje,


SALVO ESTOS RIDICULOS MURCIELAGOS INICIALES


LOS EFECTOS ESPECIALES


PARA SU EPOCA NO ESTAN MAL


EL MAQUILLAJE TAMBIEN ME PARECE CORRECTO


las coreografías, aunque sangrientas no son demasiado espectaculares, aunque a cambio no han incluido peleas con cables (cosa que detesto profundamente), también han incluido algunas dosis de erotismo con esas jóvenes semi desnudas atadas alrededor de un recipiente lleno de lo que se supone es sangre burbujeante.


ALGO DE EROTISMO SIEMPRE ES DE AGRADECER


EL CALDERO BURBUJEANTE

Vamos, que así descrita, todo parece indicar que se trata de una de esas películas que han envejecido fatal, pero sorprendentemente sigue siendo una película entretenida para ver una tarde sin demasiadas complicaciones. Sin duda no es uno de los trabajos mas destacables de la Hammer, pero si uno de los mas entrañables.