lunes, agosto 14, 2006

Dragonslayer (El Dragon del Lago de Fuego)

En los últimos tiempos y gracias en gran medida a la adaptación cinematográfica del director Peter Jackson sobre “El señor de los Anillos”, parece ser que vuelve a estar de moda el género de la “espada y brujería”. Por desgracia, aunque los films de hoy día cuentan con mas medios, los resultados son por el momento films un tanto ñoños y decepcionantes como “Las Crónicas de Narmia” (2005) de Andrew Adamson, o las numerosas adaptaciones sobre las novelas de Harry Potter. No es que las considere malas películas, pero ninguna de ellas (de las que he visto) me a producido la misma sensación que a principios de los años ochenta, me produjo “Dragonslayer” (1981) de Matthew Robbins aquí mas conocida como “El Dragón del Lago de Fuego”.




El director y guionista Matthew Robbins, a tenido una carrera un tanto irregular especialmente en su faceta como director. Su debut en la dirección, fue en la película “Corvett Summer” (1978) que creo que en España titularon “Correrías de Verano”, una comedia protagonizada por un Mark Hamill post “Star Wars”, que no considero un film demasiado destacable a diferencia de su siguiente trabajo, la entrañable “Dragonslayer” (1981) una película de espada y fantasía mas que destacable. Cuatro años después, dirigiría “The Legend of Billy Jane” (1985) y un episodio de “Amazing Stories” (Cuentos Asombrosos). Aunque quizás no su mejor film, sin duda uno de sus trabajo mas conocidos fue “Nuestros Maravillosos Aliados” (1987) aquella entrañable película en la que unos pequeños platillos volantes, ayudaban a los vecinos de una comunidad. Parece ser, que debía haber sido en principio un episodio de la mencionada serie del director Steven SpielbergAmazing Stories” pero como la historia le pareció lo suficientemente interesante, decidió apostar por ella, por desgracia, el film pese a ser popular, no tuvo el éxito esperado.


NUESTROS MARAVILLOSOS ALIADOS” UNA PELÍCULA CONOCIDA PERO QUE NO COSECHÓ EL ÉXITO ESPERADO

Quizás por el escaso éxito comercial del “Nuestros Maravillosos Aliados”, su siguiente trabajo fue el telefilme “Mothers, Daughters and Lovers” (1989) sobre le que nada puedo comentar. Para finalizar, comentar que su último trabajo por el momento a sido en el ya lejano “Bingo” (1991) por lo que lleva casi década y media sin volver a la dirección, lo cual, vista su trayectoria profesional, no me sorprende. En su faceta como guionista, su último trabajo fue en la película “Mimic” (1997) de Guillermo del Toro.


MATTHEW ROBBINS

La banda sonora, es obra del compositor Alex North, un compositor activo y polivalente, que trabajo en decenas de películas de temáticas tan variadas como “Viva Zapata!” (1952) de Elia Kazan, “Espartaco” (1960) de Stanley Kubrick o “El honor de los Prizzi” (1985) de John Huston. Con ese curriculum, no seria raro pensar que la bso de este film esta a la altura de algunas de las grandes, pero aunque lo cierto es que acompaña a la perfección lo que vemos en pantalla y no desentona, tampoco me parece demasiado memorable y menos en comparación a las bsos que tenían varias de las películas de capa y espada de esa época, siendo su aspecto sonoro correcto pero no excesivamente destacable.

En cuanto a los actores tenemos a:

Peter MacNicol, nacido el 10 de abril de 1954 en Dallas (USA), fue el menor de cinco hermanos y tras matricularse en la universidad de Minnesota, su ilusión parecía ir encaminada hacia el mundo de la paleontología.
Pero tras un par de interpretaciones en el teatro, un agente se fijo en él y así comenzó una carrera primeramente orientada al teatro que mas tarde viraría hacia el cine y la televisión, aunque también a tenido un papel de papeles en algunas películas siendo su debut en un rol protagonista en “El Dragon del Lago de Fuego” (1981) pero en roles secundarios pudimos verle en films como “Heat” (1986) de Jerry Jameson no confundir con el film de Michael Mann, “Cazafantasmas II” (1989) de Ivan Reitman o “Como Romper con tu Pareja” (2004) de Daniel Taplitz. Pero sin duda, el grueso de su carrera está en la televisión ya que a participado de forma destacada en mas de una docena de series y a aparecido como invitado en muchas mas. Actualmente trabaja en la serie “Numbers”.
En “El Dragón del lago de Fuego”, interpreta a Galen, el joven aprendiz que sueña con convertirse en un mago de renombre. Aunque no deja de ser un personaje un tanto típico en este tipo de historias, y quizás el actor sea un tanto mayor para ese papel, lo cierto es que no desentona a pesar de actuar junto a algunos actores veteranos.


PETER MACNICOL

El actor Ralph Richardson (Ralph David Richardson), nacido el 19 de diciembre de 1902 en Cheltenham (UK). A pesar de que su madre quería que fuese sacerdote y tuvo una educación educada en ese sentido, nunca pareció dar muestras de un especial interés por el tema religioso. Como muchos actores británicos, comenzó a trabajar en el mundo de la interpretación en el teatro, haciendo su debut en el año 1921 en obras de Sheakspeare.
Hasta los años treinta, no comenzaría a trabajar en el séptimo arte, en películas como “The Ghoul” (1933) de T. Hayes Hunter, film en el que coincidió con un actor de la talla de Boris Karloff y “Friday the Thirteenth” (1933) de Victor Saville. Dos de sus trabajos mejor considerados en esa década fueron en los películas “Things to Come” (1936) de William Cameron Menzies, y en “The man who could Work Miracles” (1936) de Lothar Mendes, ambas adaptando novelas de H.G. Wells. También merece destacarse su film “The Citadel” (1938) de King Vidor, que adaptaba una novela en este caso de A.J. Cronin.
Tengo entendido que participó en la Segunda Guerra Mundial, ignoro de que forma y que trabajó en un par de films de propaganda. En el año 1947 fue nombrado caballero por el rey George VI. En ese momento, ya llevaba a sus espaldas mas de 50 papeles a sus espaldas, solo en el mundo del cine.
Reseñar su prolífica carrera, sería ardua tarea, ya que continuó trabajando hasta el momento de su muerte acaecida el 10 de octubre de 1983. Algunos de sus últimos papeles fueron en las películas “El Dragón del Lago de Fuego” (1981) de Matthew Robbins, “Greystoke, La leyenda de Tarzan” de Hugh HudsonLos Héroes del Tiempo” (1981) de Terry Gilian o “Greystoke, La leyenda de Tarzan” (1984) de Hugh Hudson entre otras.
En “El Dragón del Lago del lago de Fuego”, tiene una interpretación breve pero realmente carismática, siendo con sus breves apariciones, uno de los personajes que uno mejor recuerda tras haber visto la película.


RALPH RICHARDSON

También merece ser reseñada la actuación de la debutante actriz Caitlin Clarke, que interpreta a la protagonista femenina, a John Hallan, que desempeña el papel del malvado Tyrian, al británico Sydney Bromley que interpreta a Hodge (el anciano ayudante del mago) y a la actriz Chloe Salaman que da vida a la entrañable princesa Elspeth.


CAITLIN CLARKE


JOHN HALLAN


SYDNEY BROMLEY


CHLOE SALAMAN


El argumento nos sitúa en un oscuro medioevo, en el que un grupo de campesinos, acude a la torre de uno de los últimos magos, para pedirle que les ayude a terminar con el Dragón que asola sus tierras.


UN GRUPO DE CAMPESINOS


SE DISPONE A PEDIR AYUDA AL MAGO ULRICH


PARA QUE LES AYUDE A LIBRARSE DEL DRAGON QUE ASOLA SUS TIERRAS


El anciano mago, se dispone a partir, dejando a su joven aprendiz a cargo de todo, pero Tyrian, el esbirro del rey que a llegado a un trato con el dragón (el típico sacrificio de vírgenes), no está del todo convencido con el mago y teme que su actuación haga mas mal que bien. Durante una pequeña demostración de sus poderes, Ulrich (el anciano mago) parece fallecer.


EL MAGO SE DISPONE A PARTIR, DEJANDO A SU JOVEN APRENDIZ A CARGO DE TODO


ESTA PEQUEÑA DEMOSTRACIÓN DE MAGIA NO PARECE SALIR DEMASIDO BIEN


MIENTRAS, EL REY


SIGUE CON SU PARTICULAR ARREGLO SACRIFICANDO VÍRGENES AL DRAGON


Galen, el joven discípulo del finado mago, encuentra el amuleto de su maestro. Con los poderes que le proporciona, se dispone a acometer la misión y terminar el mismo con el temible dragón.


GALEN ENCUENTRA EL AMULETO DE SU MAESTRO


EL CUAL LE PROPORCIONA PODERES


CON LOS QUE SE DISPONDRÁ A ACOMETER LA PELIGROSA MISIÓN


Esta es quizás una de las películas mas olvidadas de espada y brujería de los ochenta. En muchas carátulas, se puede ver el logo de la Disney ya que se trata de una coproducción con Paramount y ciertamente, en su momento ese logotipo a mi me echó un poco para atrás, pero la historia a pesar de su esquema de cuento, tiene poco de infantil. No solo cuenta incluso con un fugaz desnudo de su protagonista femenina, sino que cuenta con secuencias realmente oscuras (como los sacrificios de las vírgenes) y un ambiente que poco tiene que ver con producciones infantiles. Alguien me dijo en una ocasión, que precisamente esa fue la causa por la que la película perdió algo de metraje y por lo que llegó a tan pocos cines.


LA PELÍCULA ES UNA COPRODUCCIÓN ENTRE DISNEY Y PARAMOUNT, POR ELLO ME SORPRENDIÓ UN POCO ENCONTRAR UNAS FUGACES SECUENCIAS CON DESNUDOS

El film, nos presenta de forma no demasiado solapada, una clara lucha entre magia y religión y debo decir, que la segunda no sale demasiado bien parada del tratamiento que se hace del tema. Hay varias escenas con sacerdotes o predicadores que pregonan que la fe es la única salvación, en los que se les muestra aprovechándose a las claras del miedo del pueblo, destacando especialmente dos momentos, uno en el que un predicador afronta al dragón al que llama Lucifer, en un claro enfrentamiento entre fe y magia, donde la fe (todos los campesinos huyen despavoridos salvo uno que se queda para ser testigo del trágico final) es estrepitosamente derrotada y en la parte final de la película, cuando tras la desaparición del último dragón y del último mago, aparece un predicador para agradecer a dios la salvación del pueblo y el exterminio del monstruo.


LA PELÍCULA MUESTRA DE FORMA BASTANTE CLARA UNA LUCHA ENTRE MAGIA Y RELIGIÓN


A MENUDO MUESTRA A PREDICADORES APROVECHÁNDOSE DE LOS MIEDOS DEL PUEBLO


UNO DE LOS MOMENTOS MAS DESTACABLES ENFRENTA A ESTE PREDICADOR (LA FE)


CONTRA EL DRAGÓN (LA MAGIA) AL QUE LLAMA LUCIFER


OTRO MOMENTO DESTACABLE, ES CUANDO ESTE OTRO PREDICADOR (O SACERDOTE) PREDICANDO QUE SE HAN SALVADO POR INTERVENCIÓN DIVINA


Se trata pues de un film claramente crepuscular, que nos muestra como la magia da sus últimos coletazos, en un mundo que pronto cambiará la magia por la fe, siendo en la mayoría de las ocasiones, el fuego un elemento claramente asociado a este echo, así vemos que las llamas ganan gran protagonismo en varios momentos cruciales de la película, en los que parece asociarse directamente con la magia, desde la espectacular llamarada con la que el mago trata de impresionar a los aldeanos en su aparición ante ellos, el momento en el que tras la aparente victoria del joven aprendiz, los campesinos arrojan a las llamas una efigie del dragón a las llamas que brotan del lago. Otro elemento claramente simbólico, es el eclipse durante la batalla final, que parece anunciar que se aproxima el final de una era y el principio de otra.

EL FUEGO PARECE ASOCIARSE A LA MAGIA DESDE LA ESPECTACULAR APARICIÓN DEL MAGO


EN EL FUEGO QUE ARDE EN EL LAGO SUBTERRANEO QUE SIRVE DE GUARIDA AL DRAGON


LA INCINERACIÓN DE ULRICH


ESTE DRAGON DE PAJA


ES QUEMADO POR LOS CAMPESINOS CUANDO PIENSAN QUE A SIDO DERROTADO


ESTE ECLIPSE


PARECE ANUNCIAR EL FIN DE UNA ERA Y EL PRINCIPIO DE OTRA


Otra cosa que me llamó la atención en su momento, fue que a pesar de contar con varios elementos ya bastante vistos (como la mujer travestida para ocultar su identidad) o el héroe que se enfrenta al villano ante la princesa encadenada, fue que el protagonista hizo un cambio de registro un tanto radical, pasando de mago a guerrero tras hacerse construir una poderosa lanza y un escudo de escamas. También me sorprendió el desenlace de esa situación, que francamente, no fue el que me esperaba.


EL DRAGON, UNO DE LOS “MALOS” TÍPICOS EN ESTE TIPO DE HISTORIAS


LA MUJER QUE SE DISFRAZA DE HOMBRE, ALGO YA BASTANTE VISTO


EL GUIÓN DA UN CURIOSO GIRO QUE HACE QUE EL PROTAGONISTA PASE DE APRENDIZ DE MAGO A GUERRERO

Y ASÍ LLEGAMOS HASTA UNA DE LAS SITUACIONES TÍPICAS DE ESTE TIPO DE HISTORIAS, EL ENFRENTAMIENTO CON LA PRINCESA ENCADENADA DE FONDO


En una película de este tipo, sin duda uno de los elementos mas importantes son los efectos especiales. Sin olvidar que se trata de una película de principios de los ochenta, debo decir que son irregulares. En algunos casos, como los fugaces primeros planos del dragón antes de escupir fuego, son realmente convincentes pero en otros momentos, como cuando una víctima carbonizada cae al suelo son algo mas flojos. Sin duda, hoy día esos efectos se solucionarían sin pegas con la ayuda de un ordenador, pero en aquella época todo debía hacerse de forma mas artesanal y en algunos momentos, logran secuencias que poco tienen que envidiar a películas actuales.


ALGUNOS FX SIGUEN SIENDO MANTENIENDO EL TIPO


LO CUAL TIENE SU MÉRITO YA QUE ES UNA PRODUCCIÓN DE PRINCIPIOS DE LOS OCHENTA, ÉPOCA DE LOS FX “ARTESANALES”


LOS FX DEL DRAGON EN VUELO SON MENOS CONVINCENTES


O CUANDO ALGUIÉN ES QUEMADO, TAMBIÉN “CANTA” UN POCO A MONIGOTE, YA QUE SE QUEDA TIESO EN LUGAR DE RETORCERSE DE DOLOR

Quizás uno de los puntos mas flacos del film, fueron los personajes principales. Aunque como ya comenté, el actor protagonista no hace en absoluto una mala interpretación, su personaje (un aprendiz de mago) no termina de convencer demasiado, resultando incluso Tyrian, (el típico malvado vestido de negro) un personaje bastante mas carismático. Esa puede ser una opinión bastante personal y hoy día, jóvenes magos como Harry Potter, parecen entusiasmar al gran público, pero los ochenta eran otros tiempos, y sospecho que de haber puesto en la portada a un guerrero a lo Conan, la película hubiese sido mas exitosa. Quizás ese fue el motivo por el que Galen, realiza el comentado cambio de registro y pasa a convertirse en un guerrero, pero la maniobra no termina de convencer.


LA EDULCORADA PAREJA PROTAGONISTA NO ES DEMASIADO CARISMATICA


A DIFERENCIA DEL MALVADO DEL FILM


UNA LÁSTIMA YA QUE LA AMBIENTACIÓN DE ESE OSCURO MEDIOEVO SI ESTA BASTANTE CONSEGUIDA Y DOTADA DE UNA MUY BUENA FOTOGRAFIA


Resumiendo, una película que en su momento pasó prácticamente desapercibida (yo no recuerdo que la publicitasen en absoluto y no la descubrí hasta un domingo tarde que la pasaron por televisión), que sin duda mereció mejor suerte. Quizás sus FX hoy día no terminen de convencer, pero su historia y ambientación sin duda resultaran satisfactorias para los que añoramos películas de espada y brujería “como las de antes”.


1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Me parece extraodinaria pesa a algunos defectillos. Los protas son sosos aunque personalmente al menos no me parecen irritantes como los de Willow, Krull, los Hobbits de los anillos y otros.
Los fx perfectos (sobre todo, claro, el dragón, con sus apariciones "por partes" a lo Tiburòn y cuando se le ve ya completo) aunque en la batalla final cuando vuela y los fondos pues cantan algo.
El argumento no es original y lo del fin de una época y comienzo de otra tampoco. Lo interesante aquí es el punto de vista moral, pues las Dark Ages con toda su oscuridad y violencia acaban ganándose descaradamente las simpatías del realizador en comparación con la nueva "Edad Luminosa", en realidad vía libre definitiva para los reyes corruptos y para una hipócrita religión católica ridiculizada con trazo grueso.
Con trazo satírico, al final nihilista, mucho más ambigua que la mayoría de Sword and Sorceries y más pensando que es un producto Disney (+Paramount).
Aparte del interés ideológico (Dragonwate, eran los restos, coletazos del cine fantástico setentero como catarsis de las convulsiones sociales de los 70) me fascina la propia estética del film: seria, oscura, con tono "realista" y solo alguna nota perdida de humor (en ese sentido lo peor del film es el chiste del último minuto, que se lo podían haber ahorrado). Magnífica fotografía de Derek Vanlint (Alien), diseño de producción (y solo se utilizó luz natural en el rodaje) y ajustada realización artesanal de Matthew Robbins, luego perdido entre maravillosos aliados y demás tonterías. Una pena.

3:20 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home